Varias escenas del teaser promocional se han rodado en la ciudad de Segovia. / EL ADELANTADO
Varias escenas del teaser promocional se han rodado en la ciudad de Segovia. / EL ADELANTADO

A veces resulta difícil pensar a lo grande. Sobre todo en el campo artístico, lleno de obstáculos y competidores. Llevar a la gran pantalla una obra cuyo escenario de rodaje se establece principalmente en Segovia es un reto que se puede soñar, al que se puede aspirar. No obstante, son muy pocos los que se atreven a perseguirlo.

El joven director y productor segoviano Sergio Mínguez es uno de esos ejemplos. Junto a la dramaturga y guionista Maïa Cogan, afincada en un pequeño municipio de la provincia, ha decidido emprender un pequeño proyecto que en muy poco tiempo puede volverse grande: ‘Sopa de cebolla’, una comedia de enredos familiares que nace “de la amistad y el cariño”, enuncia Mínguez, y que aspira a convertirse en un éxito cinematográfico internacional.

“La trama podría suceder aquí o en cualquier lugar del mundo, provocará la misma carcajada en Berlín que en Zamarramala”, asevera el director segoviano. Precisamente, tiene previsto rodar gran parte de las escenas en lugares naturales y patrimoniales de la provincia. “Y así también presumimos un poco”, bromea.

En concreto, el pasado mes de abril se llevó a cabo el rodaje del teaser promocional en la capital segoviana, Adrada de Pirón y Brieva, entre otras localizaciones. Este es un pequeño adelanto de la obra para enviar a productoras y conseguir financiación que permita finalizar el largometraje, que ampliaría las grabaciones a Pedraza, Madrid e incluso Escocia. “Es un compendio de muchos lugares”, aclara. Y, posteriormente, “llegaría a los cines”, que sería el último estadio, desea Mínguez.

Ya hay productoras interesadas, asegura. No obstante, de una forma u otra “haremos visible el teaser en redes sociales para que todo el mundo pueda disfrutar, al menos, de unos minutos” de ‘Sopa de Cebolla’, manifiesta el joven segoviano. En suma a ello, destaca la profesionalidad de todos los actores participantes. Así, se refiere a Daniel Ibáñez, Javier Losán, Alex Hafner, Olga Hueso, Enrique Simón, Antonio Ponce, Mercedes Salvadores, Aleida Torrent, Marián San Pablo o Ángela Almendáriz.

En suma a ello, agradece el apoyo de la Junta de Castilla y León. “Hemos podido arrancar gracias a una subvención”, indica. No obstante, también ha contado con el patrocinio de la Diputación de Segovia y Bodegas Camiruaga, pues “el vino está muy presente en la película”, indica Mínguez. A ello se suma la colaboración multitud de instituciones y empresas de la provincia. “Hemos tenido mucha suerte”, se alegra.

De este modo, reconoce que en Segovia cada vez hay más gente que apoya estas iniciativas. “La cultura está en auge, sobre todo porque hay mucha gente que queremos convertir la provincia en un referente cultural”, manifiesta. Por ello, tiene plena confianza en que todo esfuerzo y trabajo merecerá la pena.

 

Ana María Criado (Segovia, 1998). Periodista y humanista por la Universidad Carlos III de Madrid.