Decenas de turistas recorren la calle de la Judería Vieja, en el centro de la capital. / Rocío Pardos
Publicidad

No ha sido septiembre un mes especialmente bueno para los establecimientos hoteleros de la Comunidad. El cierre del verano ha dejado este año peores cifras que las registradas en el mismo periodo de 2018 en la mayoría de provincias de Castilla y León, según la última ‘Encuesta de ocupación hotelera’ del Instituto Nacional de Estadística (INE). Tan solo Segovia ha sido capaz de incrementar el número de viajeros y pernoctaciones de hace un año; con porcentajes, además, muy destacados, que evidencian el enorme atractivo que provincia y capital tienen para los turistas.

En total, durante el mes de septiembre se alojaron en los hoteles del territorio segoviano 50.921 personas, un 8,61% más que en el mismo mes de 2018. Ávila y Burgos son, con aumentos mucho más discretos –del 1,74% y 2,89% respectivamente–, las otras dos únicas provincias con registros positivos en este apartado.

Respecto a las pernoctaciones, los establecimientos de la provincia contabilizaron en septiembre 86.249 noches de hotel, un 1,06% más que en el pasado ejercicio en las mismas fechas. El dato de Segovia es el segundo mejor de todas las provincias de la Comunidad, solo por detrás del 1,97% de incremento que registró Palencia.

En ambos casos, tanto en la variación anual de viajeros como en la de pernoctaciones, los datos de Segovia superan no solo a los de la media autonómico sino también a la nacional, prácticamente invariable respecto a las cifras de 2018.

Buena parte de culpa la tuvo el importante aumento de los visitantes extranjeros. Hasta 12.755 viajeros de origen foráneo se alojaron en hoteles de la provincia el pasado mes, un 24,43% más que el anterior registro. Lo que también supuso un incremento en el número de pernoctaciones de turistas de otros países en un 13,78%.

No obstante, y pese a que los principales índices de la encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística son positivos en la provincia, septiembre también dejó algunos apuntes negativos para el sector. La estancia media que los viajeros realizaron en los establecimientos de Segovia se redujo notablemente, pasando de 1,82 noches –lo que representaba el mejor dato de toda Castilla y León– a 1,69 –que deja a la provincia en el quinto lugar de este índice–.

Segovia capital

Los datos de ocupación hotelera de septiembre en la capital dejan unas cifras en línea con las del resto del territorio segoviano.

El número de viajeros se incrementó en el noveno mes del año un 7,56%, hasta los 30.340 visitantes. Cabe destacar, como en el caso de la provincia, el importante aumento en el número de turistas extranjeros, los cuales representaron casi un tercio del total –un 23% más que el pasado septiembre–.

Las pernoctaciones no registraron apenas diferencias respecto a las registradas en 2018. Las 51.580 noches de hotel que los viajeros pasaron en los establecimientos de la capital solo representaron un incremento del 0,22%. Por otra parte, el descenso en la extensión de la estancia media fue menos acusado en la capital, pasando también de las 1,82 noches en 2018 a 1,70 el mes pasado.