Castilla y León no tiene ninguna alerta por calor extremo este martes, donde las altas temperaturas han dado una tregua y en las capitales de provincia se esperan mínimas entre los 14 y los 18 grados y máximas entre los 29 y los 35.

Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología, este martes se esperan intervalos nubosos en el extremo norte de la Comunidad, sin descartar precipitaciones débiles dispersas, con tiempo poco nuboso en el resto.

Las temperaturas irán en descenso, que será notable en muchas zonas; con vientos del suroeste, tendiendo a oeste por la tarde, y a componente norte por la noche.

En las capitales de provincia, las mínimas estarán entre los 14 de Salamanca y León y los 18 de Segovia, y máximas entre los 29 de León y los 35 de Soria.