Como es habitual a principios del mes de marzo, coincidiendo con el aniversario del fuego que arrasó la fortaleza en 1862, el Patronato organiza un simulacro de incendio en las dependencias del Alcázar de Segovia, donde intervienen de los servicios municipales de Bomberos y Policía Local, así como del servicio de Emergencias Sanitarias de Castilla y León.

El 6 de marzo es una fecha difícil de olvidar en el Alcázar. Hace 160 años, en 1862, el mal funcionamiento de una estufa provocó un pavoroso incendio en el Alcázar, entonces sede del Real Colegio de Artillería. La fortaleza, que sufrió notables daños, fue restaurada en los siglos XIX y XX.