Publicidad

Hoy comienzan las clases extraordinarias de verano en siete centros de Educación Primaria y de Secundaria de la provincia de Segovia que ha sido seleccionado por la Junta de Castilla y León. Esta iniciativa, que se prolongará hasta el próximo 31 de julio, se enmarca en el Programa para la Mejora del Éxito Educativo, impulsado desde la Junta de Castilla y León, que este año incorpora varias novedades derivadas de la crisis sanitaria del Covid-19. La Consejería de Educación ha decidido que los estudiantes de 6º curso de Educación Primaria y 2º de Bachillerato también tengan acceso a las clases que en cursos anteriores iban destinadas a los alumnos de cuarto de Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Los niños de sexto curso de Primaria tienen acceso a las sesiones de refuerzo en los colegios Santa Clara, de Cuéllar; Arcipreste de Hita, de El Espinar; y El Peñascal y Madres Concepcionistas de la capital segoviana. En el centro concertado de las Madres Concepcionistas también se darán clases a los alumnos de cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria y para preparación de pruebas extraordinarias.

Los centros públicos donde se hacen las clases de refuerzo fuera del periodo lectivo para el alumnado de cuarto de ESO y segundo de Bachillerato son los institutos Jaime Gil de Biedma, situado en Nava de la Asunción; Sierra de Ayllón, en Ayllón, y María Moliner, que se encuentra en la ciudad de Segovia. Estas sedes del programa de verano acogen a estudiantes de distintos colegios y centros.

Debido al carácter excepcional que ha tenido el último trimestre del curso 2019-2020, con actividad lectiva no presencial, la Consejería de Educación considera que estas actuaciones son especialmente necesarias para el alumnado que finaliza etapa con el fin de favorecer su adecuada promoción a través del refuerzo educativo.

En este contexto de crisis sanitaria, se han organizado grupos con ratios mínimas más bajas de lo habitual y se posibilita transporte público a los estudiantes de enseñanzas obligatorias de centros públicos que se tengan que desplazar de una a otra localidad para asistir a las clases, según informa la Junta de Castilla y León.

En total, la Consejería de Educación facilita clases extraordinarias de refuerzo a 2.982 alumnos de la Comunidad distribuidos en 265 grupos ubicados en 93 centros habilitados a tal efecto. Estos datos, arrojan una media de 11 estudiantes por clase, lejos de los 15 que se admiten como ratio máxima.

De este modo, 2.025 escolares de 6º de Primaria, divididos en 171 grupos, asistirán a las clases de Lengua Castellana y Literatura, Matemáticas e Inglés. Estas sesiones, con una duración de una hora diaria de lunes a viernes para cada una de las  áreas anteriores, se desarrollará en 53 colegios de la Comunidad.

Por su parte, la implementación, también de forma experimental, de la medida ‘Impartición de clases extraordinarias fuera del período lectivo al alumnado de 2º curso de Bachillerato’ contará con 288 participantes en 31 grupos. Tiene como finalidad que quienes hayan suspendido Lengua Castellana y Literatura lI, Matemáticas II, Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales II o Inglés II puedan alcanzar los conocimientos necesarios para superar las pruebas extraordinarias. Esta medida, con dos horas diarias de lunes a viernes para cada una de las materias -excepto en Inglés que será una hora-, se desarrollará en 40 institutos de la Comunidad.

Estas nuevas acciones se unen así a la que tradicionalmente se ha desarrollado durante el mes de julio: ‘Impartición de clases extraordinarias fuera del período lectivo al alumnado de 4º curso de Educación Secundaria Obligatoria. Preparación pruebas extraordinarias’. En este caso, 669 alumnos -divididos en 63 grupos- acudirán a 52 centros de la Comunidad. Se trata de dos horas de duración de Lengua Castellana y Literatura, dos horas de Matemáticas y una de Inglés durante las mañanas de lunes a viernes.