MUSEG Concierto Vicente Amigo
El público llenó la práctica totalidad del aforo en los espectáculos de mayor calado del festival. / KAMARERO

La innovadora y participativa propuesta de danza contemporánea de Nadia Beugré en San Juan de los Caballeros puso fin en la tarde del domingo la programación del festival Museg Segovia, que concluyó una edición especialmente complicada tras la cancelación del pasado año motivada por la crisis sanitaria.

El esfuerzo de la Fundación Don Juan de Borbón, adscrita al Ayuntamiento de Segovia por presentar una programación atractiva con las especiales circunstancias de este año en lo referido al control de aforos y las medidas sanitarias, se ha visto recompensado por la acogida del público. Así, en una nota de prensa, la Fundación señala que en los diez espectáculos de mayor capacidad –desarrollados en el Jardín de los Zuloaga, Alcázar y Catedral– se registró un aforo del 95%, y siete de ellas colgaron el cartel de ‘no hay entradas’, incluso semanas antes de iniciar el festival.

En menos de un mes se han concentrado en Segovia una veintena de propuestas artísticas de muy diversos géneros. El festival ha incluido conciertos sinfónicos, ópera, danza, flamenco, jazz, música de cámara, la Ruta del órgano y el Festival Joven.

El Patio de Armas del Alcázar de Segovia fue el escenario desde el que arrancó el festival, con una actuación del ‘Ensemble Alfonsí’ creada especialmente para la ciudad: Las Cantigas de Segovia. Con decenas de instrumentos reproducidos de los códices alfonsíes, se conmemoraba el 800 aniversario del nacimiento de Alfonso X para un aforo completo que disfrutó de la magia de los sonidos medievales y de leyendas cuya protagonista es la ciudad.

museg vicente amigo
Vicente Amigo, en Museg. / KAMARERO

El Jardín de los Zuloaga se convirtió en uno de los focos centrales de atracción del festival. Acogió el esperado concierto de L’Arpeggiata, uno de los grupos de música antigua más populares del continente, y la emocionante actuación de Marco Mezquida y Chicuelo, celebrada con ovaciones por un público entregado a su fusión de jazz y flamenco. También encandiló al público el legendario guitarrista flamenco Vicente Amigo, considerado por muchos el gran guitarrista de su generación, con un trabajo hundido en sus raíces más profundas y por el que fue galardonado con el Grammy Latino, al ‘Mejor Álbum de Música Flamenca’.

El festival presentó la ópera de una mujer, Pauline Viardot, cuya efeméride se celebra este año, que además incluía la participación de la Escolanía de Segovia, que dirige Marisa Martín, en una co-producción internacional con el Festival della Valle D’Itria (Italia) y el Little Opera de Zamora. La dirección musical corría a cargo de Francisco Soriano y la de escena era del italiano Davide Garattini.

La Ruta del órgano, estrenada en esta edición de Museg, presentó un itinerario de cinco conciertos por la provincia, dando la oportunidad de conocer el rico patrimonio que albergan nuestros pueblos y la ciudad de Segovia. De la mano de los alumnos del curso de órgano que organizó el festival, este primer año la ruta hizo paradas en los órganos de las iglesias de Lastras del Pozo, El Espinar, Marugán y Abades.

‘Museg 2021’ ofreció también un espectáculo transgresor, con la performance ‘Quartiers libres’, de la costamarfileña Nadia Beugré, en la que participaron 12 bailarines profesionales y aficionados, seleccionados entre más de 40 aspirantes. En la performance se utilizaron más de un millar de botellas de plástico, para mostrar el uso desmesurado de los plásticos y la necesidad urgente de acometer acciones desde lo individual para revertir el proceso de acumulación de residuos inorgánicos en los océanos.

Esta acción participativa responde a la iniciativa que desde el 2018 ha emprendido el festival para dar visibilidad a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 a través de su programación.