Los romeros recorrieron en peregrinación la vía verde de Nueva Segovia al más tradicional estilo rociero. / ROCÍO PARDOS
Los romeros recorrieron en peregrinación la vía verde de Nueva Segovia al más tradicional estilo rociero. / ROCÍO PARDOS

La devoción a la Virgen del Rocío es universal . Desde su santuario en la localidad onubense de Almonte, la ‘Reina de las Marismas’ atrae año tras años a miles de personas de los cinco continentes deseosos de expresar su fervor a la virgen en una peregrinación que une lo religioso y lo folclórico en el domingo de Pentecostés, tal y como manda la tradición rociera.

En Segovia, los rocieros han ido preparando su participación a lo largo del mes de mayo con distintas actividades religiosas y devocionales que concluyeron ayer con la celebración de la romería del Rocío, que congregó a cerca de un centenar de personas. En la explanada junto al Conservatorio de Música, los romeros se concentraron para iniciar su participación a primera hora de la mañana para acompañar al carruaje en el que el estandarte de la Hermandad del Rocío en Segovia simbolizaba la devoción rociera.

Al son de la flauta y el tambor, los romeros recorrieron la particular vía verde del barrio de Nueva Segovia para llegar al parque del Lago Alonso, donde tuvo lugar una eucaristía de campaña al aire libre, con el acompañamiento musical del coro rociero de la hermandad. Después, los rocieros segovianos compartieron una comida de hermandad, donde no faltaron las sevillanas y cantes propios de la romería en un magnífico ambiente de fiesta.

José Manuel Ansoleaga, presidente de la Hermandad del Rocío en Segovia, valoró la celebración de la romería, con la doble satisfacción de recuperar la actividad truncada por la pandemia, y por preparar la participación en la romería del Rocío, a la que cerca de una treintena de hermanos segovianos bajarán en los próximos días.

Asimismo, indicó que desde su creación, la Hermandad ha ido cogiendo cuerpo en el tejido asociativo, religioso y social de la ciudad, con la participación en iniciativas de carácter solidario o con su presencia en la ‘procesión del Encuentro’ del Domingo de Resurrección, donde la imagen titular de la Hermandad toma parte activa en uno de los desfiles procesionales más emotivos de la Semana Santa segoviana.

Para Ansoleaga, el Rocío es “mucho más que un sentimiento, es una forma de vivir la espiritualidad desde la devoción a la virgen”, sin desdeñar el aspecto folclórico y de convivencia que simboliza la participación en una de los actos devocionales más significativos de la tradición religiosa en España.