Audiencia Provincial Juzgados Guardia Civil
Fachada del Palacio de Justicia, sede de la Audiencia Provincial de Segovia. / KAMARERO

La Audiencia Provincial de Segovia condena a seis años de cárcel y un día a un ciudadano colombiano por un delito contra la salud pública. En noviembre de 2020, le incautaron en un control de tráfico en la A-1, dos paquetes de cocaína, con un peso de algo más de dos kilos y un valor total en el mercado ilegal de 202.283,06 euros.

El condenado fue detenido en el Dispositivo Operativo en Vía Pública realizado por la Guardia Civil en la A-1, a la altura del punto kilométrico 99,000, en sentido Irún, en el término municipal de Santo Tomé del Puerto, partido judicial de Sepúlveda. Viajaba en un turismo marca Audi. En agente canino del Servicio Cinológico encontró en un doble fondo situado debajo de los asientos traseros dos paquetes rectangulares plastificados con bolsas de basura de color negro.

Según el auto, en cada uno de ellos, una vez quitado el precinto, “se observa en su interior un paquete plastificado con papel transparente, en el que existen cuatro cilindros individuales, compactos, con una sustancia de color blanca, que por aspecto externo, color y textura pudiera tratarse de cocaína”.

Tras el análisis, se precisó que era un primer paquete de 1.033,39 gramos de cocaína con una riqueza del 66,34 por ciento y un valor de 61,05 euros por gramo, y un segundo paquete de 996,58 gramos de cocaína, con una riqueza del 77,50 por ciento, y un valor de 61,05 euros por gramo, con un valor total en el mercado ilegal de 202.283,06 euros.

Ante estos hechos, se adoptó la medida de prisión provisional comunicada y sin fianza por virtud de auto de 1 de diciembre de 2020. La sentencia de la Audiencia Provincial le condena por un delito contra la salud pública a la pena de seis años y un día de cárcel, con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena, y una multa de 202.283,06 euros y al pago de las costas procesales.

Otra sentencia

En otro auto también de la Audiencia de Segovia se condena, por un delito contra la salud pública, a tres años y seis mese de prisión, a un ciudadano marroquí y a una multa de 5.000 euros, con una responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de 200 días, y al pago de las costas procesales.

En la misma sentencia, los magistrados acuerdan la suspensión de la ejecución de la pena privativa de libertad por plazo de cuatro años y supeditada a que durante este plazo, el acusado no vuelva a delinquir de ninguna forma, a que comunique cualquier cambio de domicilio y a que continúe el tratamiento de deshabituación hasta completarlo con éxito.

Los hechos juzgados se remontan al 15 de julio de 2020, cuando el acusado fue detenido por los agentes de la Policía Nacional, cuando conducía un vehículo, en el marco de un dispositivo de prevención del tráfico y consumo de sustancias estupefacientes en la calle Tomasa de la Iglesia del barrio de San José.

Tras huir de los agentes, finalmente fue detenido, portando en el bolsillo izquierdo del pantalón un paquete en forma de bola, envuelto en film transparente y con cinta adhesiva marrón, que contenía cocaína, con un peso neto de 50,23 gramos y una riqueza del 74,83 por ciento, que el acusado poseía para traficar con ella a cambio de dinero u otros objetos valiosos. En el auto, se detalla que “el acusado cometió estos hechos a causa de su adicción a las sustancias estupefacientes”.