lobo
Ejemplar de lobo ibérico. / EFE - J.J. GUILLÉ

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León estima parcialmente el recurso presentado por dos ganaderías por la actuación administrativa de la Junta, que se declara no ajustada a derecho. Al tener que descontarse las cantidades ya percibidas, que ascienden a 1.800 euros, se reconoce una indemnización de 5.831,80 euros por la pérdida de cuatro vacas por ataques de lobo.

En el recurso contencioso-administrativo presentada por ambas empresas contra la desestimación por silencio administrativo de la reclamación por responsabilidad patrimonial de la Administración, se solicitaba una indemnización muy superior por un importe de 34.58,37 euros, por daños provocados por lobos en las ganaderías de las que son titulares.

El número de animales muertos por los ataques de los lobos, que motiva la reclamación, ha sido de cuatro, un macho de diez días y tres hembras de dos días, 15 días y un día. Al igual que la sentencia favorable a los propietarios de una ganadería en El Espinar (Segovia), el TSJCyL, a la vista de todos los informe periciales, confirma “el efecto negativo que sobre estas explotaciones tienen los referidos ataques», que no se pueden considerar «inocuos».

Además de los daños referidos a los ataques directos, se considera procedente mantener la procedencia de la indemnización por la pérdida por la disminución de la tasa de la fecundidad y su determinación.