Segovia se convierte en el epicentro de las prácticas de prevención de la UME

La Unidad Militar de Emergencias participa en diversos simuladcros durante toda la semana en la ciudad en el II Curso de Protección de Patrimonio en caso de catástrofe.

10

La Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, ubicada en el casco histórico de Segovia, se convirtió en la mañana de ayer en la sede de las prácticas de prevención y protección de Patrimonio encabezadas por la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Un total de 12 miembros del equipo de rescate e intervención de la UME, provenientes de Torrejón de Ardoz (Madrid) y de Sevilla, llevaron a cabo diversos simulacros con el fin de proteger los bienes, tanto muebles como inmuebles, en caso de terremoto.

Francisco José San Román Sanzo, subteniente de la UME, es el encargado de coordinar al equipo en sus diversas labores, como especialista en protección civil.

Estas actuaciones en el centro de la ciudad pertenecen al segundo Curso de Protección de Patrimonio. consistente en dos jornadas teóricas y cinco prácticas. En las sesiones teóricas, diversos especialistas, entre los que destacan geólogos, mineros, arquitectos, así como miembros del Grupo de Emergencias de la Dirección General de Bellas Artes, aportaron sus conocimientos a fin de detectar posibles fallos en las estructuras arquitectónicas.

Las jornadas prácticas se están llevando a cabo con la singular colaboración del Parque de Bomberos y de la Policía Local de Segovia y se prolongarán hasta mañana viernes.

Los lugares elegidos para realizar las pruebas pertinentes (apuntalamiento de estructuras, contención de muros) dependen de las directrices del Ayuntamiento de Segovia.

Las prácticas llevadas a cabo obligaron al corte del tráfico en algunos puntos de la ciudad.

La elección de la Academia de San Quirce es más funcional que casual, dado que está habilitada para este tipo de eventos, lo que minimiza los costes tanto humanos como monetarios.

Si bien en la mañana de ayer los trabajos se centraron en la torre de la Iglesia de San Quirce y en la cercana Calle de María Zambrano, durante la mañana de hoy el cuerpo de la UME se desplazará al emblemático edificio del Alcázar para realizar prácticas preventivas sobre todo en el exterior del mismo.

Todo ello está siendo posible gracias al convenio firmado en el año 2014 entre el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, al que pertenece Segovia, y la UME.

El acuerdo tiene una vigencia de tres años y en virtud del mismo, ambos grupos se comprometen a realizar labores conjuntas de protección y prevención en caso de catástrofe en las 15 ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.