Segovia pasa el examen y sigue en la lucha por la Capitalidad Cultural

Entre las 15 aspirantes, el jurado reduce la competición a seis capitales: Burgos, Córdoba, San Sebastián, Las Palmas, Zaragoza y Segovia. La candidatura deberá ahora definir aún más el proyecto, antes de la elección definitiva, que se producirá dentro de nueve meses, en julio de 2011.

Segovia es una de las seis ciudades españolas — junto con Córdoba, San Sebastián, Las Palmas, y Zaragoza— que optarán a la Capitalidad Cultural Europea en 2016. De las 15 ciudades aspirantes, el jurado optó por preselecionar seis, dejando fuera a teóricas favoritas como Santander y Cáceres.

La decisión se hizo pública en una conferencia de prensa en el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, tras las deliberaciones del Comité de preselección, formado por seis representantes del Ministerio de Cultura y siete de la Comisión Europea.

El jurado volverá a reunirse dentro de nueve meses para elegir entre las preseleccionadas a la ciudad candidata, que será presentada a las instituciones europeas para que, posteriormente, el Consejo de Ministros de la UE designe de forma oficial a las dos ciudades que llevarán el título cuatro años más tarde.

El presidente del Comité de preselección de la Capital Europea de la Cultura 2016, Manfred Gaulhofer, fue el encargado de anunciar las seis ciudades elegidas —las quinielas apuntaban que serían entre tres y cinco—. Antes de dar el resultado, ante un auditorio completo, con más de 250 medios de comunicación acreditados, Gaulhofer subrayó que el jurado había valorado la calidad de los proyectos y el esfuerzo de las ciudades. También resaltó que las seis finalistas fueron elegidas después de un proceso “muy largo”, de debates “muy intensos” entre los delegados en los últimos días y una evaluación “muy rigurosa” de todos los elementos a tener en cuenta.

La delegación de Segovia, encabezada por el alcalde Pedro Arahuetes y algunos embajadores y miembros de la corporación y de la Oficina 2016, acompañados de varios periodistas, se ha llevado un gran susto cuando ha surgido el nombre de Burgos, pensando en que sería ya muy difícil que se incluyera otra ciudad de Castilla y León. Sin embargo, las ciudades elegidas fueron nombradas por orden alfabético y después que el presidente del Comité de preselección citara a Segovia la delegación y los periodistas segovianos presentes en la sala estallaron en un gran grito de júbilo.

A partir de ahí todo fue alegría, abrazos, cánticos, y hasta lágrimas, un entusiasmo que ponía fin a un día cargado de tensión, dado que la delegación había tenido que enfrentarse por la mañana a la presentación del proyecto ante el jurado.

En declaraciones a los periodistas, Pedro Arahuetes, exultante de alegría y muy emocionado, afirmó que “todos debemos felicitarnos y seguir soñando porque Segovia puede ser perfectamente y cada dia más la capital europea de la cultura”. Arahuetes se mostró “satisfecho”, y confesó que estaba fuera de sí: “Ahora mismo será uno de los días más importantes de mi vida politica, por no decir el más importante, porque el esfuerzo de muchos años para hacer un proyecto muy importante para nuestra ciudad se ve recompensado y mi satisfacción es plena”.

El alcalde felicitó “a las personas que directa o indirectamente” han apoyado a esta candidatura que son, según dijo, “prácticamente todos los segovianos”. “Aquí no se trata ni del alcalde, ni de la corporación, ni de la oficina 2016, aquí cada segoviano, cada ciudadano, cada uno que ha lucido el pin en esta ciudad, cada persona que ha mandado un mensaje de aliento, un pensamiento positivo hacia esta candidatura, a esos hay que agradecérselo, y ahora, hay que seguir trabajando en esa línea”.

Capacitados

Tras indicar que el camino que queda por recorrer en los próximos nueves meses “no será fácil y exigirá esfuerzos”, Arahuetes señaló que las cinco rivales de Segovia son “ciudades muy potentes” pero “estamos capacitados y Europa debe dar una oportunidad a las pequeñas grandes ciudades como la nuestra”. Arahuetes anunció que hoy mismo telefoneará al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, para comentarle que “hay dos ciudades en Castilla y León que son serias aspirantes y, por tanto, la Junta va a tener que implicarse”.

Por su parte, Nuria Preciado, que por la mañana, al igual que el alcalde, había salido ‘satisfecha’ y optimista’ tras la presentación del proyecto al jurado, aseguró que la decisión de ayer demuestra que Segovia 2016 “tiene muchas posibilidades, no son solo sueños, ahora toca seguir trabajando”.