Turistas camino del Palacio Real de La Granja. El turismo de jardines es uno de los segmentos a promoción. / Kamarero
Publicidad

Segovia y el Real Sitio de San Ildefonso suman recursos para promocionar el turismo de sus respectivos municipios. Un convenio, aprobado el jueves pasado por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Segovia y pendiente todavía de firma, regula las condiciones de esta colaboración en la que interviene también la empresa municipal de turismo.

Los ayuntamientos de ambos municipios se comprometen a crear, promocionar y comercializar propuestas de turismo industrial, de jardines, de naturaleza, cultural, gastronómico, de congresos, religioso y familiar.

Turismo de Segovia comercializará estas propuestas a través de la Central de Reservas de Segovia, ubicada en el Centro de Recepción de Visitantes del Azoguejo, en la capital segoviana, mientras que por parte del Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso se hará lo mismo a través de su Oficina de Turismo, ubicada en la plaza de los Dolores de La Granja.

Además, el acuerdo incluye el intercambio de información turística entre las respectivas oficinas de atención a los visitantes con el objetivo de crear sinergias y fomentar las pernoctaciones en ambos municipios.

Para llevarlo a cabo, uno de los pasos que se han considerado necesarios es la promoción de los recursos y productos comunes en las dos páginas web municipales dirigidas al sector turístico.

Además, programarán conjuntamente fam press trips, que en la jerga del sector turístico son viajes de cortesía que se ofrecen a operadores turísticos o agencias de viajes para que puedan vivir la experiencia de un destino turístico en primera persona. El objetivo es lograr un mejor conocimiento del producto y una relación más cercana, mejorando la comercialización a futuro.

Tanto Segovia como el Real Sitio quieren potenciar sobre todo las ocho propuestas turísticas citadas, a través de productos o paquetes específicos o rutas. En el caso del turismo de naturaleza se incluyen experiencias de turismo activo y deportivo y en el gastronómico, la producción ecológica de ambos municipios.

El convenio deja abierta la definición de acciones específicas para proyectos concretos “una vez iniciada la colaboración”. Sí apunta algunas generales como intercambio de exposiciones temporales, creación de promociones conjuntas o desarrollo de actividades culturales.

El convenio tendrá un plazo de vigencia de un año prorrogable, si no se dispone lo contrario, de año en año.