Pintores Pensionados nereallorente 19
Los alumnos de Bellas Artes volverán a plasmar en lienzo su particular visión de Segovia. / NEREA LLORENTE

En dos ocasiones, a través de un largo recorrido de más de cien años, el Curso de Pintores Pensionados del Paisaje, ha dejado de asistir a su cita anual (1978 y 1984) por obras en lo que es su sede natural, el Palacio de Quintanar. Bien es verdad, que en 2020 las circunstancias sanitarias impidieron su celebración y hubo de suspenderse con el pesar de la Real Academia de San Quirce.

Cierto es, también, que la exposición que se organizó en el Museo de Segovia por la Real Academia de San Quirce y la Junta de Castilla y León, con la colaboración de la Diputación de Segovia y la Fundación Rodera Robles conmemorando el centenario del curso, ’100 años de paisaje pintado’, vino a recordarnos durante gran parte del año 2020 que el Curso de Pintores Pensionados seguía presente en la vida cultural segoviana a pesar de su suspensión.

El presente año, con unas circunstancias pandémicas mucho más favorables, no exentas de medidas de prevención, el curso vuelve a la normalidad y a ser protagonista, durante 22 días, de las calles y paisajes de la ciudad y provincia de Segovia.

Asi, hoy a las 20:00, en la sede de la Real Academia de San Quirce, tendrá lugar el acto de apertura del Curso de Pintores Pensionados del Paisaje de Segovia, en su edición de 2021, que se desarrollará entre los días 1 y 23 de agosto. Contará con la presencia de 15 alumnos seleccionados por las facultades de Bellas Artes existentes en el territorio español, más un alumno nacido o residente en Segovia, en este caso procedente de la Facultad de Bellas Artes de la universidad Complutense de Madrid.

El objetivo primordial del Curso es promover la pintura del paisaje segoviano y la formación estética de los alumnos becados, que deben dejar atrás todos sus conocimientos para impregnarse de la luz y el color de Segovia. Es, desde luego, la actividad que centra el devenir del curso: la observación del paisaje al natural, que quedará plasmada en el lienzo que los alumnos acarrean por las calles de Segovia y posan en sus caballetes.

Programa

Entre las actividades del programa, además de las horas de pintura al aire libre y de taller, se realizarán varias sesiones de formación, que incluyen excursiones que promueven el conocimiento de la provincia de Segovia, en este caso el entorno natural de las Hoces del Río Duratón, y la ermita de San Frutos, visita que será guiada por Jesús Gómez Casado; la visita al municipio de Riaza y a los pueblos rojos y negros localizados en la zona, como El Muyo o Madriguera, guiada también por Jesús Gómez y por último, una visita vespertina a los jardines y entorno del Palacio Real de San Ildefonso, de la mano de Joaquín Riaza.

Pero hay también otras actividades abiertas al público. Queremos destacar la visita Intramuros, guiada por Antonio Ruiz Hernando, cronista de la ciudad y académico de mérito de la Real Academia de San Quirce, y la de Carlos Muñoz de Pablos, verdadero animador y defensor del Curso de Pintores Pensionados, también académico de mérito, que llevará a cabo la vista Extramuros.

El curso llegará a su fin con la muestra de la obra de los alumnos en las salas de La Alhóndiga entre los días 19 y 22 de agosto, en cuya inauguración se concederán los tradicionales tres premios y medallas a los alumnos del curso.

En el presente año la dirección del Curso de Pintores corre a cargo de la decana de la Facultad de Bellas Artes de Murcia, la artista Victoria Sánchez Giner (Victoria Chézner), mientras que la coordinación está a cargo de Susana Vilches Crespo, académica de la Real Academia San Quirce, organizadora del curso. La producción corresponde a Fernando Herranz Solís.

El curso ha sido posible gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Segovia; de la Junta de Castilla y León, a través de la Fundación Siglo para las Artes, que ha subvencionado el alojamiento de los alumnos; de la Diputación de Segovia que, además de la subvención anual, patrocina las excursiones por la provincia; así como del Patronato del Alcázar de Segovia y de la Fundación Rodera Robles. Muchos restaurantes han ofrecido su colaboración con el curso, como el Restaurante Mesón Cándido, El Sitio, El Bernardino, Casa Duque y Alma Nostra, una colaboración que se materializa en la acogida de los alumnos en sus respectivos restaurantes.