1 anacriado 8
Manifestantes con pancartas en defensa de la sanidad rural. / ANA Mª CRIADO

La plataforma ciudadana ‘Segovia Viva’ ha advertido a la consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, del clima “prerrevolucionario” existente entre los vecinos de las zonas rurales por la “merma de servicios públicos y derechos“, al tiempo que ha avisado que esta situación de malestar, “según arrecie la tormenta de malas noticias, puede desembocar en explosivo”.

Así ha explicado la plataforma ciudadana la creciente ‘ola’ de enfado por la reordenación de los servicios sanitarios que la Consejería de Sanidad pretende llevar a cabo en la provincia de Segovia, en una reunión que telemática entre este colectivo y Verónica Casado, con la presencia del alcalde de Navares de las Cuevas, D. Vicente Robisco, como anfitrión de una parte de la delegación de ‘Segovia Viva’.

Durante la reunión, según han informado desde la plataforma, la titular de Sanidad expuso un diagnóstico de la situación sanitaria actual en la provincia, donde rebatió algunas de las afirmaciones o peticiones que desde la plataforma solicitaron en una carta enviada a Casado, en la que se traban asuntos como la construcción del segundo hospital descentralizado -en Cantalejo- o la ampliación de las médicos/pacientes.

En este sentido, el alcalde de Navares de las Cuevas contradijo el discurso inicial de la consejera. Le recordó “la sensación de desamparo” que supone el hecho de que no haya vuelto a aparecer ningún médico por el consultorio de su pueblo desde el inicio de la pandemia, lo que ocurre en otros pueblos, y se unió la línea de Internet en el municipio de Caballar, que hizo muy dificultoso el seguimiento e intervención de los miembros de la plataforma, supuso “un primer baño de realidad a los responsables presentes en la reunión“.

Por ese motivo, desde ‘Segovia Viva’ consideraron justificado que “se ponga en tela de juicio el éxito de la reordenación de los servicios sanitarios en los términos que se pretenden desde la Consejería”, así como que “sería imprescindible” una mayor formación de los pacientes en habilidades digitales y unas comunicaciones de Internet y telefónicas óptimas, que “está lejos de alcanzarse, junto con una mucho mayor facilidad de comunicación con los sistemas de petición de citas, a ser posible atendidos con intervención humana de personal especializado y no con los cada vez más odiosos sistemas automatizados y robotizados”.

Para evitar la tensión social, los miembros de la plataforma apuntaron que sería conveniente mejorar el modo de comunicar a la población para que la información que llegase fuese diáfana y comprensible, así como “activar los canales de participación de los usuarios de los servicios para construir alternativas desde abajo, que se entienden como necesarias”.

Finalmente, ambas partes también acordaron mantener un canal de comunicación abierto, con el fin de debatir el alcance y percepción de las medidas que se pretenden tomar para mejorar la situación de la sanidad pública. “Todos comprendemos que ha pasado por momentos ciertamente mejores que los actuales”, expusieron, para añadir que hicieron “un ofrecimiento de ayuda por nuestra parte para aportar soluciones en materia de conectividad”.