Ana Peñalosa, la alcaldesa y Alberto Espinar. / E.A.

El Ayuntamiento de Segovia ha sido seleccionado por la Fundación Orange en la convocatoria de EDYTA. Eso supone que la ciudad contará con un aula en el que se desarrollará este programa pedagógico en torno a la educación y la transformación digital, dirigido expresamente a mujeres en situación de vulnerabilidad, riesgo de exclusión y baja empleabilidad.

La alcaldesa, Clara Luquero, acompañada de los concejales de Servicios Sociales, Ana Peñalosa, e Innovación, Alberto Espinar, ha comentado las características de esta iniciativa para la que el Consistorio cuenta con una financiación de 16.000 euros por parte de la Fundación Orange.

Luquero ha recordado que “la brecha digital es un factor de desigualdad de cara al futuro inmediato” y aseguró que el planteamiento, progresista, del equipo de gobierno municipal es el de trabaja porque la capacitación digital llegue a toda la población del municipio. Apuntó al trabajo que se está realizando con el sector del comercio pero aseguró que el objetivo es avanzar no solo en las actividades económicas sino desde los colegios a los mayores.

El Ayuntamiento destinará una de las aulas de la Fábrica de Borra (paseo de la Alameda del Parral) a ese fin y la aportación de la Fundación Orange se destinará a equipamiento (ordenadores portátiles, tablets, impresora…).

Antes de que comience el curso ‘Educación digital para la vida y el empleo’, de 120 horas de duración, la Fundación Orange formará al personal municipal que se encargará de impartir este curso a un grupo no superior de 20 mujeres, siguiendo una metodología pedagógica propia de la Fundación adaptado a la situación.

Esta iniciativa pretende ser una herramienta para empoderar a estas mujeres, aumentar la repercusión social de sus acciones y favorecer su inclusión social en el mundo laboral a través del desarrollo de competencias digitales.

Finalizado el curso, el Ayuntamiento dotará de nuevos contenidos al aula digital, extendiendo así el fin para el que se da forma a partir de ahora, ya que existe un compromiso de mantenerla durante cinco años, según apuntó Espinar.

Por su parte, Peñalosa explicó que la formación a mujeres en situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión estará coordinada desde equipo de inclusión social de los Servicios Sociales municipales, en contacto también con otras entidades colaboradoras como el Secretariado Gitano.