La gripe pierde fuerza entre las personas que se han vacunado en la campaña de 2019. ./ E. P.
Publicidad

Los registros de la Red de Vigilancia Epidemiológica han mantenido un goteo de casos durante las semanas del otoño, como es propio de la temporada, —entre 3 y 36—, hasta el inicio del año 2020 cuando comienza el incremento. De hecho, en las tres primeras semanas del mes de enero, el preferido por los virus gripales para extender sus dominios, se han acumulado 519 casos, del total de 734 declarados esta campaña en Segovia, según la información facilitada ayer por la Consejería de Sanidad.

Así el año empezó con 63 enfermos que acudieron a sus médicos por padecer gripe; entre el 6 y el 12 de enero, fueron 162; y en la última semana cerrada, del día 13 al 19, han sido declarados 294 casos.

Los datos aportados por todos los médicos de la provincia sobre la incidencia de los virus gripales están en sintonía, con algunas variaciones, con el informe más específico que realiza sobre esta materia la Red Centinela.

La gripe en Castilla y León se sitúa por encima del umbral epidemiológico, con una tasa de incidencia semanal de 256,44 casos por cada cien mil habitantes (tasa estandarizada de 277,2) y un nivel de intensidad media en la Comunidad, según el último informe de la Red Centinela Sanitaria correspondiente a la semana 3 de 2020 (del 13 al 20 de enero).

Dicho informe indica que la actividad gripal en Castilla y León tiene una mayor circulación de virus del tipo H1N1; la afectación es especialmente alta entre población infantil, con una tasa acumulada del 3 % entre los menores de cinco años.
Para la elaboración de este documento semanal, la Red ha contado con las declaraciones de 33 médicos y una población cubierta de 31.815 habitantes; el número de casos recogidos por la Red ha sido de 139 y de frotis procesados, 91, con 36 detecciones.

Hasta el momento la gripe está teniendo un comportamiento idéntico al pasado invierno, y las autoridades sanitarias de la provincia advierten de que la onda epidémica mantendrá su fuerza “al menos dos semanas más”, con tendencia al ascenso. Por el contrario ha comenzado a remitir la epidemia de virus respiratorio sincitial, que causa resfriados y bronquiolitis está remitiendo. 

LA CIFRA: 10.403
De acuerdo a los datos facilitados por la Consejería, en lo que va de temporada se han declarado 10.403 casos de gripe en la Comunidad, 4.212 en la última semana. Por provincias Ávila acumula 423 casos, Burgos 1.645, León 2.851, Palencia 792, Salamanca 671, 734 en Segovia, 366 en Soria, 2.208 en Valladolid, 713 en Zamora.

Asistencia telefónica gratuita

La Junta ha habilitado a través del teléfono 900222000 de información sanitaria, que está activo las 24 horas todos los días de la semana, un sistema de atención a consultas ciudadanas sobre la gripe, que pretende también servir para dar una respuesta coordinada.

A través de esta vía de la Gerencia Regional de Salud, operadores atienden las llamadas recibidas, para lo que disponen de formación y de cuestionarios específicos sobre la gripe, sintomatología, consejos y recomendaciones y otros aspectos relacionados con esta patología y su abordaje asistencial con las que responder a las consultas telefónicas.

En el caso de que sea preciso, estos profesionales derivarán la llamada a médicos y enfermeras reguladores de la Gerencia de Emergencias de Sacyl adscritos al Sistema 1-1-2 de Castilla y León, para la posible activación de recursos asistenciales en cada situación concreta.

La Consejería de Sanidad informa en una nota de prensa que la habilitación de esta línea telefónica se plantea desde el objetivo de facilitar a los ciudadanos información útil que contribuya a su educación sanitaria frente a la gripe, de manera que puedan adoptar las más adecuadas decisiones referidas tanto a la prevención de la enfermedad como a su abordaje personal en el caso de padecerla.

Sanidad asegura que ante situaciones de mayor demanda asistencial, antes de acudir a un centro asistencial, especialmente de urgencias, conviene realizar una valoración de esa necesidad, situación en la que la información y el asesoramiento de los profesionales que atienden el 900 222 000 “sin duda mejorará la toma de decisiones de cada usuario”.

Tal y como anunció la consejera Verónica Casado la pasada semana en Segovia, con la puesta en marcha de este servicio regional se pretende reducir la presión asistencial durante la epidemia y disminuir los riesgos de contagio para los pacientes.