autillo segovia angel galindo
El Ayuntamiento pondrá en marcha el proyecto el próximo 1 de mayo. / EL ADELANTADO

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Segovia anima a la población para que el próximo 1 de mayo a las 23:00 horas salga a sus ventanas, balcones o terrazas durante cuatro minutos e intente escuchar el sonido del autillo europeo. Así, les convocan para participar en el proyecto de ciencia ciudadana ‘Segovia Suena Autillo’, mediante el cual se quiere elaborar el mapa sonoro de distribución de esta especie en la ciudad.
Se trata de un sonido aflautado repetido regularmente en intervalos de aproximadamente 2 segundos, que se asemeja al sonar de los submarinos.

Tanto si la escucha es positiva como negativa, se pide a los vecinos que comuniquen el dato al correo electrónico reservas@segoviaeducaenverde.com, a través de Instagram @segoviaeducaenverde o de Facebook Segovia Educa en Verde, indicando la calle, el barrio y la zona del municipio donde lo hayan oído. También se pueden grabar vídeos desde los balcones y ventanas con el sonido de fondo y compartirlo en las redes sociales con el hashtag #SegoviaSuenaAutillo, o bien fotos escuchando desde los balcones y terrazas. Con esta iniciativa pretenden que toda la localidad se movilice en defensa de este pequeño búho.

El equipo de Segovia Educa en Verde, revisará los datos enviados por todos los participantes del censo y elaborará un mapa sonoro definitivo, investigará la afinidad de esta especie por los mismos lugares de reproducción año tras año y la filopatría de las crías y elaborará un plan de manejo de los herbazales urbanos para favorecer la presencia de grillos, saltamontes y escolopendras que forman parte de la dieta del autillo.

El autillo europeo (Otus scops) es la rapaz nocturna más pequeña de la península Ibérica, con 20 cm. de longitud, 50 cm. de envergadura y 100 g. de peso. Su plumaje es extremadamente críptico, pasando completamente desapercibido en sus posaderos en las ramas de los árboles donde vive. Si es difícil observarlo, es más fácil escuchar su canto. Es un animal nocturno y se alimenta principalmente de insectos que caza al vuelo o al acecho, pero en época de cría también puede capturar pequeños roedores, pájaros y reptiles.

El hábitat óptimo del autillo son las formaciones arboladas no muy densas, tales como dehesas, cultivos de frutales y bosques de ribera, pero a su vez es frecuente en las zonas verdes de las ciudades. El censo sonoro realizado el año pasado, en el que participaron cerca de 90 personas, demostró la presencia en nuestra ciudad de 22 lugares de canto y en algunos casos de cría. Esta pequeña ave permanece en Segovia de marzo a septiembre, fecha en la que realiza grandes movimientos migratorios, pasando los inviernos en el África subsahariana.