Una enfermera administra la vacuna a una anciana de una residencia de mayores

Segovia agotó ayer, viernes, todas las dosis de la vacuna para inmunizar contra la Covid-19, por lo que se tendrá que esperar a la semana que viene para retomar la campaña, confirmaron desde la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León. Previsiblemente, el lunes llegará la siguiente partida de dosis a Segovia, reiniciándose la campaña de vacunación de nuevo.

Según la página web de la Junta de Castilla y León que detalla la situación epidemiológica de la Comunidad, hasta el día 21 de enero se han administrado en la provincia un total de 5.177, con un total de 256 personas que ya han completado el ciclo de ambas dosis. Cabe recordar que después de recibir las dos dosis del profiláctivo, todavía hay que esperar otra semana más para lograr la inmunidad completa.

La provincia empezó esta campaña con un ritmo lento, pero a medida que ha avanzado enero el volumen de dosis administradas ha aumentado.

De esta forma, la alta incidencia registrada en la provincia no parece haber frenado la campaña, que durante el día 21 de enero consiguió un nuevo récord de dosis administradas en un solo día, un total de 602.

Este parón obligado, fruto de la falta de existencias, supone un freno en el actual ritmo creciente, en un momento en que la Gerencia de Asistencia Sanitaria ya encaraba la administración de la segunda dosis al personal y usuarios de residencias y había comenzado a vacunar a los profesionales sanitarios.

De hecho, la nueva partida de la semana que viene se dispondrá para administrar la segunda dosis a las personas que recibieron el profiláctico durante los días 5, 7 y 8 de enero y a seguir con la campaña entre el personal sanitario de primera línea.

El delegado territorial de la Junta, José Mazarías, desveló ayer en una entrevista en Radio Segovia más detalles sobre la situación actual de la campaña. De esta forma, aclaró que en la provincia “nos vamos a quedar sin vacunas”, remarcó. “El ultracongelador se va a quedar vacío”, resumió.

“Hoy viernes acabaremos con el total de vacunas que nos han entregado a lo largo de este tiempo”, señaló, por lo que indicó que hasta la llegada de la próxima remesa, que cifró en 1.750 dosis, no se podrá seguir con la campaña.

El delegado territorial aclaró que, a pesar de las críticas recibidas, se ha conseguido vacunar en 21 días a todos los usuarios y empleados de residencias de mayores. “Lo habremos hecho más deprisa o más despacio, pero lo hemos conseguido”, puntualizó.

Sobre el futuro de la campaña, Mazarías explicó que de momento no pueden “ir más deprisa”, ya que los recursos no posibilitan aumentar el ritmo de vacunación. “Con más vacunas podríamos poner más”, afirmó.

Por último, el delegado territorial señaló que la provincia espera que lleguen nuevas vacunas de Moderna, que se unirán a las de Pzifer para avanzar en la campaña.