Segovia se une en una emotiva despedida para homenajear a las víctimas de la pandemia

La alcaldesa de la ciudad, Clara Luquero, preside un acto en recuerdo de los 545 muertos relacionados con el coronavirus en la provincia. Los representantes de la sociedad civil, militar, política, económica y religiosa acuden al acto en memoria de los fallecidos por la Covid-19

La disposición de la Plaza Mayor tuvo que ser adaptada a las circunstancias sanitarias actuales para la celebración del homenaje-concierto.

Segovia quiso honrar con un homenaje-concierto a los 545 fallecidos que la provincia contabiliza hasta el momento víctimas de la pandemia desatada por el coronavirus.

Al acto se acercaron la mayoría de representantes de todos los ámbitos a nivel local, provincial y autonómico para honrar la memoria de todos los fallecidos.

Ante las fuertes medidas de seguridad impuestas para evitar contagios, tan solo 150 personas pudieron acudir al acto, aunque en las proximidades se aglutinaban otras decenas de segovianos que no quisieron perderse el homenaje.

El homenaje fue abierto por un breve y sobrio discurso de la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, en el que quiso agradecer y otorgar su reconocimiento a “los sanitarios, trabajadores de las residencias de mayores, las fuerzas de seguridad, los servicios sociales” y otros colectivos que han padecido la situación provocada por el Covid-19.

“Me he sentido orgullosa”, manifestaba la regidora de la capital, ya que según sus palabras los segovianos han demostrado su “ejemplaridad durante los tiempos de confinamiento”. Luquero recordó la “situación dramática” y el “tiempo de sufrimiento” que la Covid-19 ha provocado, para presagiar que “alumbrarán otros de esperanza”.

Por último, la alcaldesa señaló la “dificultad” de expresar palabras que pudieran resumir la situación vivida, por lo que señaló que prefería acogerse al “silencio y a la música” que acto seguido proseguían el homenaje.

El concierto ha corrido a cargo de ocho músicos locales: Cristina del Barrio, mezzosoprano, Enrique García Vivanco y Rocío de Álvaro Serrano al violín, Mercedes García Gutiérrez a la viola; Luisa Gutiérrez del Peso, violonchelo, Clara Pertierra Sánchez, al contrabajo; Puerto González, órgano, y Andrés Montalvillo Criado a la percusión, quienes han interpretado el Réquiem de la Aurora, compuesto por María José Cordero con texto de Marifé Santiago; una composición que ambas han cedido gratuitamente al Ayuntamiento. Seguidamente, han interpretado el Stebat Mater de Vivaldi.

“No puedo despedirte, dejo mi adiós en el balcón, está escrito en el aire el salmo del silencio”, entonó la cantante, quien ha despertado junto al resto de artistas la emoción en forma de lágrimas de muchos de los presentes.

Segovia ha sido una de las provincias más afectadas por la pandemia de coronavirus, con una cifra oficial de muertes relacionadas con el virus contabiliza por parte de la Junta de Castilla y León de 545. A parte de la contundencia de las cifras de fallecidos, la provincia tuvo que hacer frente a un colapso sanitario debido al gran número de casos que necesitaron hospitalización, que encontró su peor momento a principios de abril.

Además, este coronavirus ha sido especialmente injusto con la población más vulnerable de la provincia, los más mayores, atacando sin misericordia a las residencias de ancianos que representan más del 70% de las muertes por Covid-19. Una generación que levantó un país con el sudor de su frente se ha ido en inmisericorde soledad.

También provocó una situación inédita que llevó a los ciudadanos a padecer un férreo confinamiento para intentar aplacar los contagios, con muchas personas aisladas y pasando la enfermedad solas y recluidas en sus casas por semanas o incluso meses.

Tal y como señaló la alcaldesa de Segovia en su discurso, un “tiempo de sufrimiento” del que todavía no se ha salido, como indicaban las mascarillas, el distanciamiento social entre asientos o los saludos con el codo que se vieron entre las diversas personalidades que se dieron cita a un homenaje sobrio y prudente, pero sobre todo adecuado ante la situación vivida.

Entre los asistentes se encontraban los tres diputados nacionales por Segovia, el senador del Partido Popular, Javier Maroto, la vicesecretaria autonómica del PSOECyL, Virginia Barcones, el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo y la subdelegada en Segovia, Lirio Martín.

Ha estado presente también la Diputación de Segovia, a través de su vicepresidente, José María Bravo, y todas las fuerzas políticas del municipio.

Ha tenido representación la Iglesia, con el obispo de Segovia, César Augusto Franco; los sanitarios en la figura del gerente de Asistencia Sanitaria, Jorge Elízaga, y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, con altos cargos de la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local de Segovia.

Además de la Federación de Empresarios de Segovia (FES) y los sindicatos, han acompañado el acto diversos representantes de plataformas y asociaciones del tejido social segoviano que han tenido un papel importante durante el combate a la pandemia, como la Asociación de Autismo o la fundación Personas.