Ancianos, padres y madres con sus niños y muchos adolescentes y jóvenes se posicionaron en defensa de un planeta vivo. / ROCIO PARDOS
Publicidad

La Semana del Clima ha culminado en Segovia con una multitudinaria manifestación por las calles de la capital en la que activistas de todas las edades han pedido medidas urgentes para luchar frente al calentamiento global y frenar una catástrofe ambiental.

Más de un millar de personas, según datos de la Policía, formaron una gran ola verde que partió pasadas las seis y media de la tarde desde la estación ferroviaria de la calle Obispo de Quesada como gesto de defensa del tren regional considerado un medio de transporte ecológico y de conexión de los pueblos. Así lo aseguraban miembros de la Asamblea Segovia por el Clima, que se ha hecho eco en esta provincia del movimiento mundial Fridays for future y ha organizado distintos actos de concienciación y reivindicación que se han sucedido a lo largo de esta semana.

Los portavoces de la Asamblea, que agrupa a 15 colectivos, mostraban ayer su satisfacción por la respuesta que había tenido la convocatoria de la manifestación en el día de huelga mundial y que interpretan como una demostración de que a los segovianos “les preocupa la emergencia climática”. De hecho en el transcurso de la marcha reivindicativa por la calle José Zorrilla seguían sumándose manifestantes y desde la plaza de Somorrostro era difícil ver el final de la alfombra humana que iba caldeando el ambiente de la ciudad a su paso con percusión, constantes cánticos y centenares de pancartas, la mayoría portadas por jóvenes estudiantes. Entre otras muchas proclamas se escuchaban: “La Tierra es tu hogar, no la vayas a arrasar; la Tierra es tu madre, no la mates por cobarde”, “Ni un grado más, ni una especie menos”, “A mí me gustan las renovables, dame más renovables”, o “Basta ya, basta ya, tanto plástico en el mar; basta ya, basta ya, más política ambiental”. También hubo mensajes para Clara Luquero: “Alcaldesa, queremos carril-bici; alcaldesa queremos renovables; alcaldesa, Segovia sale a la calle”.

Una pancarta con el lema “Sin planeta no hay futuro” encabezaba la manifestación que acabó en la plaza del Azoguejo donde se hizo una lectura coral de un extenso manifiesto en el que pide que “en la nueva etapa política se declare, de manera inmediata, la emergencia climática y se tomen las medidas concretas necesarias para reducir rápidamente a cero neto las emisiones de gases de efecto invernadero, en línea con lo establecido por la ciencia y bajo criterios de justicia climática”.
Ancianos, padres y madres con sus niños y muchos adolescentes y jóvenes se posicionaron “en defensa del futuro, de un planeta vivo y de un mundo justo”.

A lo largo de toda la semana y especialmente ayer hubo otros muchos escenarios en la provincia segoviana donde se han llevado a cabo actos de reivindicación, educación y concienciación ambiental. Así, por ejemplo, el colegio Fray Juan de la Cruz ha llevado a cabo una marcha verde, bordeando parte de la muralla de la ciudad reivindicando una serie de cambios y hábitos para proteger el planeta, a la vez que alumnos y profesores recogían basura para reciclar. El colegio Maristas hizo una parada silenciosa de cuatro minutos y quince segundos, un cifra simbólica que representa la gran señal de alarma que supuso alcanzar el pasado mes de abril una concentración de partículas de dióxido de carbono en la atmósfera de 415 ppm (partes por millón), nivel que no se registraba desde hacía tres millones de años.
La Plaza del Caño de Nava de la Asunción tomó el pulso a los vecinos que se concentraron para manifestar su repulsa contra la agresión que esta sufriendo el medio ambiente. Bajo el lema “emergencia climática” los naveros se sumaban a esta iniciativa que partía de los centros educativos de la localidad con la colaboración de la asociación en defensa de la naturaleza ‘Tierraactua’.
En Sotosalbos vecinos del municipio así como de Segovia y otros pueblos se han reunido para defender el paraje donde se quiere construir un camping de caravanas, y mostrarse en contra de lo que consideran es “un espacio de gran valor ecológico amenazado”.

Huelga de estudiantes

La jornada de huelga escolar convocada este viernes a escala mundial por la emergencia climática ha sido secundada en Segovia por 1.400 alumnos, alcanzando una incidencia del 10,87 por ciento entre el alumnado de tercero y cuarto de la ESO, Bachillerato, ciclos formativos, Educación de Adultos y de Régimen especial, han informado fuentes de la Consejería de Educación.