Entrada del Hospital General de Segovia. / KAMARERO
Publicidad

El coronavirus ya ha demostrado su forma de actuar y en la actualidad está volviendo a manifestar lo que ya mostró durante los meses de marzo y abril. Detrás de los contagios vienen las hospitalizaciones, seguidas de los fallecimientos.

La segunda ola no ha sido diferente, tal vez con los tiempos más dilatados y con menos incidencia, pero está cumpliendo con un recorrido que sigue los mismos derroteros.
La última quincena ha sido el periodo de 15 días que más fallecimientos relacionados con la pandemia ha contabilizado desde abril. Segovia había registrado un mes de septiembre muy complicado a nivel de contagios, pero no había dejado muchas defunciones, tan solo tres, cifra ampliamente superada ya en lo que llevamos de octubre.

Otras de las consideraciones que merece la pena tratar es otra cuestión que ya se conocía: el coronavirus es especialmente devastador entre los más mayores y su entrada en las residencias de ancianos provoca una alta cifra de muertes. Hasta septiembre, la Covid-19 permaneció lejos de estos centros, pero en cuanto ha conseguido entrar, el número de fallecimientos ha aumentado de forma exponencial.

Sin duda, el rebrote relacionado con la residencia de Riaza ha tenido un gran impacto en esta mala quincena, que aparte de muchos fallecidos (el último ayer y relacionado con este foco), venía marcada por los muchos casos de semanas anteriores.

En cifras se puede apreciar aún mejor esta relación directa entre muertes y edad. En Segovia, el 89,9% de las personas fallecidas con Covid-19 tenía más de 70 años (587 de las 657 víctimas relacionadas con la pandemia que la Junta contabiliza en la provincia).
En defensa de las residencias de mayores y de la Gerencia de Salud de Segovia, se tiene que aclarar que los protocolos impuestos después de mayo han posibilitado que el coronavirus se haya quedado fuera de estos espacios durante muchísimo tiempo y que en buena medida siga alejado de la mayoría de centros. Sin embargo, cuando el virus está tan presente en otros espacios, no hay protocolo que pueda detener su avance ya que estos centros no son una sociedad aparte y completamente aislada.

Datos diarios

Segovia registró una nueva muerte relacionada con la pandemia en las últimas horas, cuarta de los últimos tres días, según reflejó la Junta en su informe sobre la situación epidemiológica de la Comunidad.

Otras fuentes revelaron que el fallecimiento tiene relación con el brote de la residencia de Riaza, principal foco de la alta mortandad que se está dando en la provincia desde finales de septiembre.

En cuanto a los contagiados, el número de nuevos infectados en las últimas horas ascendió a 43, por lo que hace continuar una jornada más las altas cifras de positivos que han sido una constante desde mediados de agosto.

Las hospitalizaciones relacionadas con el Covid-19 se situaron en las 32, dos más tras la última actualización. De esta forma, continúa la tendencia alcista pero con crecimientos muy moderados.

En total, el Hospital General tiene 229 de sus 325 camas en uso, por lo que la tasa de ocupación se alza hasta el 70%. Las nuevas altas se situaron en cuatro por segundo día consecutivo, por lo que continúan en altas cifras.

No se registraron cambios en los pacientes Covid-19 que necesitan asistencia en UCI, que se mantienen en tres. En total, las UCI ocupadas son 12 de las 19 disponibles, el 63%.
Ninguna novedad hubo en las zonas básicas de salud. Así, todas permanecen en naranja salvo Villacastín, que está en amarillo, y San Ildefonso, en verde.

Castilla y León contabiliza un total de 66.886 positivos por coronavirus, de ellos 836 nuevos. Las estadísticas registran, asimismo, 14 fallecimientos en hospitales, de manera que el total en este ámbito es de 2.521, mientras que las altas hospitalarias de pacientes que ingresaron con Covid-19 alcanzan ya las 11.498, tras sumarse otras 117 nuevas.

En cuanto a las hospitalizaciones, permanecen ingresadas 1.009 personas (14 menos), 872 de ellas en planta (18 menos) y 137 en unidades de críticos, cuatro más que la jornada anterior. Los pacientes en UCI se encuentran repartidos en once hospitales de las distintas provincias, con 28 ingresados en el Clínico Universitario de Valladolid, 21 en el complejo de Salamanca, 19 en el Complejo de León, 18 en el Río Horega de la capital vallisoletana, 17 en el de Palencia, 13 en el de Burgos, seis en el de Ávila, cinco en el de Soria, cuatro en el Hospital de El Bierzo y tres en los complejos de Segovia y Zamora.

SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA EN CASTILLA Y LEÓN (DATOS A 15/10/2020)