Oficina de empleo en Segovia. / KAMARERO
Oficina de empleo en Segovia. / KAMARERO

El desempleo en la provincia de Segovia durante el mes de febrero registró el primer descenso del año con 150 parados menos; lo que sitúa la cifra total en 5.463 parados (3.196 mujeres y 2.267 hombres), según los datos ofrecidos este lunes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Por actividad, el sector servicios continúa concentrando el mayor número de desempleados en la provincia, con un total de 3.937, aunque es el sector donde más disminuyó este dato, con 125 parados menos que lo registrado en enero. Industria sumó un total de 360 desempleados, construcción registró 337 y agricultura, 298. Mientras, el número de parados sin registro de anterior asciende a 531. En cuanto a la afiliación, la provincia contabiliza un total de 63.963 cotizantes a la Seguridad Social, 546 más que el mes anterior. Del total, 50.094 forman parte del Régimen General y 13.868 son autónomos.

En palabras de Andrés Ortega, presidente de la Federación Empresarial Segoviana (FES), “este mes de febrero hemos notado un cierto alivio en lo que respecta al número de desempleados de Segovia. Nos continúa preocupando la cifra tan alta de desempleo que registra, mes tras mes, el sector servicios, y que, sin embargo, es uno de los pilares de nuestro desarrollo económico. Por ello, es necesaria la diversificación de la economía segoviana tal y como venimos incidiendo desde FES. Tenemos dos proyectos esenciales como es el Plan Territorial de Fomento, que cuenta con el impulso de la Junta de Castilla y León y el desarrollo del puerto seco y centro logístico en los terrenos de Prado del Hoyo. Ambos proyectos son el empujón definitivo para construir el futuro económico de nuestra provincia”.

En el conjunto de Castilla y León, el número de desempleados descendió en febrero en 704 personas; lo que refleja una bajada del 0,61% y deja la cifra total de parados en 115.380, un 7,02% menos que hace un año. A nivel nacional, el paro cayó un 0,27%, lo que se traduce en 7.452 personas, hasta los 2,76 millones, mientras que en los últimos doce meses la caída ha sido del 5,17%.

El incremento de la Comunidad es el segundo más importante de España en términos porcentuales, solo por detrás de Baleares, donde lo hizo un 1,23% (hasta un total de 30.743 parados). Si se atiende al dato relativo, fue el tercero mejor, por debajo de la caída en 4.110 desempleados de Andalucía (que anota en global 710.907 desempleados) y los 1.552 de la Comunidad Valenciana, con 1.552 (327.332 en global).

En términos interanuales, la caída del desempleo en la Comunidad se sitúa en el 7,02%, dado que en los últimos 12 meses un total de 8.712 castellanos y leoneses abandonaron las listas del paro. A nivel nacional, el paro cayó en 150.607 personas. De las 115.380 personas en desempleo, 47.105 son hombres y 68.275, mujeres, es decir, seis de cada diez. Además, 9.489 personas cuentan con menos de 25 años.

El paro sube en seis comunidades autónomas con Aragón (667), Madrid (465) y Comunidad Foral de Navarra (374) a la cabeza. Mientras, el paro registrado en febrero baja en once regiones. Las mayores caídas en cifras absolutas se producen en Andalucía (4.110 menos), Comunidad Valenciana (1.552) y Castilla y León (704).

En la evolución interanual baja el paro en todas las comunidades, lideradas por Andalucía (38.768 menos), Canarias (19.436) y Comunidad Valenciana (16.055). En términos porcentuales, encabezan el dato los dos archipiélagos: Baleares, un 12,6 por ciento menos, y Canarias, un 10,2.

Por provincias, en la comparativa mensual, el paro bajó en todas ellas a excepción de León, donde subió un 0,27%, con 63 desempleados más, hasta totalizar 23.284. Por contra, bajó de forma importante en Soria y Segovia, un 2,75 y 2,67%, respectivamente, con 150 y 85 menos que en enero y que dejan la cifra global de parados en 3.007 y 5.463 personas.

Le siguen Palencia, con un 1,56% menos (109 por debajo de hace un mes), hasta totalizar 6.882; y Ávila, con un 1,28% (117 personas), con un global de 9.057 desempleados. Por debajo de la barrera del uno por ciento se encuentran Zamora, con el 0,66% menos (62 que abandonaron las listas en el último mes, hasta los 9.357); Salamanca, un 0,59% (110 menos y 18.427 en total); Burgos, un 0,54% menos (84 personas que hallaron trabajo y que dejan la cifra de parados en los 15.506); y Valladolid, que cierra la lista con la bajada más moderada del desempleo, un 0,2%, que se traduce en 50 personas, hasta llegar a los 24.397.

En términos interanuales las caídas fueron generalizadas en la Comunidad. Así, el paro registrado bajó un 10,7 por ciento en Palencia, con 825 personas menos, la única que lo hizo a dos dígitos. A continuación, Zamora y Segovia, con evoluciones similares del 9,75 y 9,57 por ciento, respectivamente, y 1.011 y 578.

Le siguen Soria, con un descenso del 8,07% y 264 parados menos; Valladolid, el 7,71% de reducción del paro, con 2.038 menos; Ávila, el 7,18%, con 701 menos; Salamanca, un 6,4 por ciento (1.273 menos); León, un 5,25% (1.291); y Burgos, un 4,54% menos de paro (731 personas que encontraron trabajo en este último año).

Por sectores

Por sectores, de los 115.380 parados en Castilla y León, 82.626 corresponden al sector servicios, 400 más que en enero; 4.945 a la agricultura, 85 más; en la construcción, 7.212, 150 menos, e industria, 9.065, casi 200 más. Por último, la cifra del colectivo de aquellos que no trabajaron nunca se quedó en 11.532, alrededor de 150 más.

Por otro lado, en febrero se firmaron en la Comunidad 47.085 contratos, un 0,12% menos que en enero, con una caída de 56 expedientes, la más baja de entre todas las que cayeron. A nivel nacional, descendieron un 4,06%, al signarse 48.193 contratos menos, hasta un total de 1,13 millones.

Igualmente, a nivel interanual, Castilla y León registró más contratos firmados que en el segundo mes de 2023: 2.278 más en la Comunidad (5,08%) mientras que en España lo hizo en 52.605 (4,85% más). De los 47.085 contratos firmados en la Comunidad, 18.432 fueron indefinidos y 28.653, temporales.

Por último, en relación a los beneficiarios de las prestaciones por desempleo, relativos a enero, dado que la cifra se refiere siempre al mes anterior, en Castilla y León alcanzaron las 74.924 personas, de las que 38.104 tienen una prestación contributiva, 33.329, un subsidio, y 3.491 se benefician de la renta activa de inserción.