Los servicios funerarios, en el Hospital General de Segovia. / KAMARERO
Los servicios funerarios, en el Hospital General de Segovia. / KAMARERO

La pandemia dejó dos nuevos fallecidos en la provincia durante los últimos días, lo que aumenta a cuatro las muertes relacionadas con el covid que se han registrado en mayo, reveló el informe de la Junta sobre la evolución epidemiológica en la Comunidad. De esta forma, el quinto mes del año iguala los registros de mortandad ligada al covid de abril y marzo.

Sin duda, estos decesos, todos ellos acaecidos en el Hospital General, son consecuencia directa de la alta incidencia acumulada de los últimos meses, ya que las cifras de contagios no han terminado de reducirse a niveles anteriores a la sexta ola en ningún momento.

En cuanto a la incidencia, los datos acumulados de sábado, domingo, lunes y martes han dejado un total de 145 contagiados por covid-19. Estas cifras reducen los datos inmediatamente anteriores, pero aún es pronto para hablar de un decaimiento de la curva de infectados que desde finales de abril permanece estable.

Como en anteriores informaciones sobre el coronavirus, hay que volver a aclarar que estos datos de incidencia no recogen todas las infecciones, dado que los casos leves entre menores de 60 años no forman parte de la estadística al no realizarse prueba diagnóstica.

A pesar de la moderación respecto a pasadas semanas, los datos de incidencia se mantienen altos, con cerca de 40 casos diarios, a los que habría que sumar los anteriormente mencionados que quedan fuera de la estadística. El coronavirus sigue provocando gran cantidad de contagios, por más que la gripalización del patógeno haya provocado la retirada de la mayoría de medidas restrictivas.

A pesar de los malos datos, Segovia continúa contabilizando los mejores registros epidemiológicos de la Comunidad.

La incidencia más elevada a 14 días en el colectivo mayor de 60 años se registró en las provincias de Soria y Palencia, con 1.672,4 y 1.576,9, ambas en nivel ‘alto’, en el que se mantienen desde el martes pasado. En cambio, han mejorado y caen a riesgo ‘medio’ Zamora, con 1.465,2 casos, Salamanca (1.387,44) y León (1.311,51). Continúan en ese nivel Ávila (1.389,78), Valladolid (1.160,14), Burgos (1.108,63) y Segovia (837,65).

En cuanto a la tasa a siete días, todas las provincias se encuentran en riesgo ‘medio’: Soria (744), Ávila (665), Zamora (647), Palencia (635), Salamanca (625), Valladolid (499), León (498), Burgos (496) y Segovia (331).

Las cifras hospitalarias, que venían subiendo poco a poco en las últimas semanas, frenaron su avance. En estos momentos, el número de ingresados con covid-19 activo se sitúa en 20, dos menos que en la actualización del pasado martes. La mayor parte de ellos se encuentran ingresados en planta, un total de 19, mientras el último está necesitando atención en las unidades de cuidados intensivos del Hospital General.

Las altas cifras de contagiados no están provocando un gran aumento de la presión asistencial, lo que demuestra que el coronavirus ha rebajado sus tasas de letalidad y hospitalización.

En el caso de los brotes, la provincia solo mantiene un foco activo, que cuenta con doce infectados vinculados.

Por su parte, las cifras aumentaron dentro de las residencias de mayores. De esta forma, en estos espacios hay 21 usuarios con la enfermedad activa, siete más que el martes. Además, otros 21 ancianos se encuentran en aislamiento preventivo ante las sospechas de que puedan estar contagiados.