Calle Marques Arco
La calle Marqués del Arco tendrá carácter peatonal, según el proyecto. / KAMARERO

Segovia comienza a dar pasos efectivos para conseguir la peatonalización del centro histórico a través de la implantación y puesta en funcionamiento de una zona de bajas emisiones (ZBE) en el recinto amurallado para cumplir de esta manera la legislación en esta materia que obliga a la paulatina reducción de los gases contaminantes procedentes de los vehículos.

El Ayuntamiento presentará a tal fin dos solicitudes a la convocatoria de subvenciones del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana dentro del Plan de recuperación, transformación y resilencia, para la implementación de las zonas de bajas emisiones y la transformación sostenible del transporte, es decir, llevar a cabo actuaciones que contribuyen a reducir los gases de efecto invernadero y a impulsar la cohesión social en el ámbito urbano.

Ambos proyectos tendrán un carácter transversal, y se verán implicadas las concejalías de Tráfico, Medio Ambiente, Obras, Urbanismo y Seguridad, según explicó este jueves la concejala de Urbanismo Clara Martín, que junto a la alcaldesa Clara Luquero dio a conocer los detalles de los proyectos para los que han cursado la solicitud de subvención.

De este modo, la primera solicitud implica una inversión de 3.085.835 euros de los que la subvención solicitada alcanza los 2.295.249 euros; con una aportación de 790.585 euros, e implica varias acciones, siendo la más relevante la de la implantación de una ZBE en el recinto amurallado a través de un complejo sistema que llevará aparejado medidas como el control de acceso de vehículos, la peatonalización de calles, la eliminación de plazas de aparcamiento junto a edificios declarados BIC o la sustitución de vehículos de transporte público por aquellos de tecnologías eficientes y sostenibles. Para ello, y con el fin de poder aliviar el tráfico rodado, otra de las acciones prevé mejorar el firme y las infraestructuras del paseo de San Juan de la Cruz, ya que sería uno de los puntos de salida de la ZBS a través de la Puerta de Santiago.

En este sentido, otra de las acciones se centra en la peatonalización del eje Marqués del Arco-Daoiz en el marco de la implementación de itinerarios peatonales, así como la puesta en marcha de los ascensores que conectan los barrios de San José y El Palo-Mirasierra. Además, se plantea crear nuevos itinerarios ciclistas ampliando el proyecto de carril-bici con nuevos itinerarios para conectar los barrios con mayor población.

La segunda solicitud del documento elaborado por el Ayuntamiento incluye actuaciones por 3.993.000 euros de inversión de los que 1.430.000 euros correspondería a la subvención y 2.563.000 a la aportación municipal. En este caso se incluyen las obras de adecuación en las cocheras municipales para el uso de vehículos eléctricos y la adquisición de cuatro autobuses eléctricos de 12 metros de longitud que se destinarán a las líneas 11 y 12 –Estación del AVe-. Sobre este punto, Martín señaló que cada vehículo tiene un precio de 780.000 euros, y las subvenciones establecidas por el Gobierno son de 200.000 euros.

La ‘madurez’ de los proyectos, clave

La convocatoria de las subvenciones por parte del Gobierno a este fin contempla la posibilidad de incluir actuaciones iniciadas desde febrero de 2020 y no concluidas al inicio, ya que cerca del 40 por ciento de la puntuación de las solicitudes estará centrada en el “alto grado de madurez” de los proyectos presentados.

Además, la licitación de las distintas obras debe estar comenzada antes del 30 de abril de 2022, y la adjudicación del 60 por ciento en nobiembre, para concluir las actuaciones antes del 31 de diciembre de 2024.

El Gobierno ha habilitado una línea de crédito de 1.000 millones de euros, con una ayuda máxima de hasta el 90 por ciento de los costes, y se compromete a anticipar el 100 por ciento de la subvención en dos anualidades.