Vista parcial del embalse del Pontón Alto, que supera actualmente el 85 por ciento de su capacidad./ NEREA LLORENTE
Publicidad

La época estival no será de sequía en Segovia en el año 2020, puesto que el verano que comenzó hace casi un par de semanas lo hizo con los embalses de Linares del Arroyo y Pontón Alto superando el 85 por ciento de su capacidad, lo que asegura que habrá agua suficiente para sus zonas de influencia hasta que llegue el otoño.

Los dos pantanos segovianos reflejan la tendencia que mantienen los embalses que gestiona la Confederación Hidrográfica del Duero, que arrancan julio al 83,6 por ciento de su capacidad, con 2.406,4 hectómetros cúbicos de agua embalsada, 13,7 puntos más que hace un año.

De acuerdo a los datos de la CHD, los embalses tienen siete puntos más de agua embalsada que la media de los diez últimos años, a pesar de que en la última semana han perdido 87,3 hectómetros cúbicos de agua, 53,7 entre los cuatro del sistema Esla-Órbigo, en León, que incluye el de Riaño, el de mayor capacidad de todos los que gestiona la CHD, y que está al 80,9 por ciento.

TODOS POR ENCIMA

Los dos embalses del sistema Carrión, el de Camporredondo y el de Compuerto, están al 80,5 por ciento; los tres del sistema Pisuerga -Cervera, La Requejada y Aguilar de Campoo- al 89,1 y los dos del Sistema Arlanza -Arlanzón y Urquiza- al 84,4 por ciento.
El de la Cuerda del Pozo, en Soria, está al 89,7 por ciento; En Ávila, el de las Cogotas, está al 92,4 por ciento, frente al 31 por ciento de hace un año.

Completan los embalses de la CHD, los tres de Salamanca, el de Santa Teresa en el sistema Tormes, al 85,3 por ciento de capacidad, y los de Irueña y Águeda, en el Sistema Águeda, al 64,7 de capacidad, también por encima del 43,3 de hace un año. n