Calle Gente Mascarillas Coronavirus
Gente paseando por la calle Juan Bravo de Segovia. / KAMARERO

Segovia registró doce contagiados por Covid-19 en las últimas horas, una cifra superior a la de la jornada anterior pero que mantiene los valores moderados, según reflejó el informe diario de la Junta sobre la situación epidemiológica de la Comunidad.

La provincia acumula dos leves incrementos diarios seguidos, pero lejos de las cifras de la semana anterior, lo que puede propiciar el quinto descenso semanal de la incidencia consecutivo. Las perspectivas son buenas y la evolución está encarada hacia el camino correcto, pero hay que conservar la cautela ya que el coronavirus ha mostrado ser capaz de revertir la tendencia en el corto plazo.

Segovia no registró por cuarta jornada consecutiva fallecimientos relacionados con el coronavirus. El final de febrero e inicio de marzo ha traído consigo el freno al periodo de gran mortandad vivido entre enero y principios de febrero, aunque no se descarta que en las siguientes jornadas se pudieran contabilizar algún deceso aislado.

Aparte de la evolución positiva, hay que añadir el efecto que van a tener las vacunas en la mortandad, ya que a medida que se administren las dosis a los sectores sociales más vulnerables a la enfermedad, el número de fallecimientos por Covid-19 se rebajará de forma cuantiosa.

La cifra de muertes relacionadas con la pandemia en la provincia se sitúa en 946, de las que 443 se dieron entre usuarios de las residencias de mayores.

Los hospitalizados con Covid-19 se mantuvieron en 19, frenando dos días de caídas. Las cifras son moderadas y la tendencia se mantiene a la baja, por lo que se espera que durante los próximos días se reduzcan aún más. El Hospital General registró dos nuevas altas entre pacientes Covid en las últimas horas, diez concedidas en lo que va de semana.

La tasa de ocupación en planta se sitúa en el 67%, con 218 de las 325 camas disponibles en uso, mismo porcentaje al obtenido por la media regional de los complejos sanitarios de la Comunidad.

Por su parte, la tasa de ocupación de las UCI se sitúa en el 61%, con 19 de las 31 camas disponibles (16 estructurales y 15 habilitadas), porcentaje inferior al que presenta la media regional, que se sitúa en el 66%. De los ingresados, trece padecen Covid-19 y seis no guardan relación con la pandemia.

Las unidades de cuidados críticos de Castilla y León presentan una ocupación por casos de Covid-19 del 36,2%, con lo que el indicador desciende una décima con respecto a la jornada anterior. Este valor se mantiene ligeramente por encima del 35% de ocupación que marcaba la Junta como criterio para comenzar la desescalada de las medidas excepcionales ante el Covid-19.

Las residencias de mayores manifestaron pocos cambios en las últimas horas. De esta forma, estos centros cuentan con tres usuarios con la enfermedad Covid-19 activa, mismo número de la jornada anterior, y a cinco personas en aislamiento, uno más en las últimas horas.

Los brotes activos en la provincia pusieron en pausa su descenso de las últimas semanas al subir moderadamente en la última actualización. De esta forma, Segovia acumula en este momento 27 focos, uno más que en la anterior actualización, con 217 casos vinculados a ellos.

La Junta concretó que en las últimas horas se han detectado dos brotes nuevos, ambos en la ciudad de Segovia, que dejaron entre ambos seis positivos y nueve contactos en estudio.

Los brotes activos actualmente en el conjunto de la Comunidad son 331 y los casos positivos a ellos vinculados descienden a 2.129. De ellos, Ávila contabiliza 14 (los mismos); Burgos, 70 (dos menos); León, 53 (seis menos); Palencia, 13 (uno más); Salamanca contabiliza 57, los mismos; Segovia 27, uno más; Soria 32, uno más; Valladolid 49 (sin variación) y Zamora 16, los mismos.