Publicidad

¿Espejismo o tendencia? Los datos del desempleo en Segovia durante el mes de junio sitúan a la provincia como la que registra la mayor caída porcentual del paro en toda España, con un 5,46 por ciento, porcentaje muy superior a la media regional y nacional.
Las cifras contabilizadas en la provincia señalan que junio fue un mes propicio para la recuperación del empleo, con 477 parados menos, pero el aumento interanual en relación con junio de 2019 pone de manifiesto que la pérdida de puestos de trabajo sigue lastrando la economía provincial, ya que el último año se han registrado 2.037 desempleados más, un 32,7 por ciento.

Si la pandemia golpeó con dureza el empleo en el sector servicios, el fin del estado de alarma y la llegada del verano parece que han vuelto a reactivar este estratégico sector empresarial en la provincia. Así, de los 477 nuevos puestos de trabajo, 332 pertenecen a epígrafes como hostelería o comercio, que recuperan un 5,26% con respecto a mayo.

La agricultura (-6,69% y 38 parados menos), la industria (-7,69% y 51 parados menos) y la Construcción –en este caso con un fuerte repunte a la baja con un 12,46% y 76 parados menos- también se han visto beneficiados por esta tendencia, mientras que el colectivo de parados sin empleo anterior sigue creciendo, y en junio aumentó un 3,41 por ciento.

Así, la provincia contabiliza un total de 8.266 desempleados, siendo las mujeres el grupo menos favorecido con un total de 4.669, mientras que los hombres son los 3.597 restantes en esta preocupante relación. En cuanto a los trabajadores extranjeros, el descenso también se ha evidenciado en este colectivo. Un total de 87 personas de otras nacionalidades han recuperado su empleo en junio, con una bajada intermensual del 4,42 por ciento hasta contabilizar los 1.883 inscritos en el SEPE. Al igual que en sus homólogos nacionales, el balance interanual registra una preocupante subida del paro extranjero, que ha perdido 570 empleos en los últimos doce meses.

El paro cayó en junio en comparación con mayo en todas las provincias lideradas de nuevo por Segovia, seguida de Zamora (-4,14 por ciento, 549 parados menos); Palencia (-3,62 por ciento, 398 parados menos); Ávila (-3,27 por ciento, 422 parados menos) y Burgos (-2,89 por ciento, 667 desempleados menos).
El resto de las provincias registran descensos porcentuales del paro inferiores a la media regional: Valladolid (-2,74 por ciento, 997 desempleados menos), Soria (-2,31 por ciento, 105 parados menos), Salamanca (-2,17 por ciento, 579 parados menos) y León (-1,83 por ciento, 617 personas menos en las listas del desempleo).

En comparación con junio de 2019 el paro aumentó en todas las provincias de Castilla y León y el mayor incremento del desempleo se registra en este caso en Soria, como los meses anteriores, con un 42,38 por ciento y 1.323 parados más, seguida de Burgos (34,86 por ciento y 5.795 parados más).

La FES,
por el Pacto
de Recuperación

La Federación Empresarial Segoviana valora el notable descenso del desempleo en junio, pero considera que hay que enmarcarlo en el “devastador efecto” de la crisis del Covid-19, que sitúa a Segovia como una de las provincias más perjudicadas. En este sentido, FES, junto a CECALE, confía en el compromiso que representa el Pacto por la Recuperación Económica, el Empleo y la Cohesión Social suscrito hace unos días y espera que las medidas contempladas, “quizás no suficientemente ambiciosas, se pongan en marcha sin demora atendiendo a las verdaderas necesidades de los empresarios, como única solución para reactivar la economía, garantizando la competitividad del tejido productivo”.
Por ello, ambas organizaciones reivindican el papel protagonista que el Diálogo Social debe tener en el desarrollo del citado Pacto “como la herramienta más útil, efectiva y comprometida con nuestro desarrollo económico y social”.