13 1kama opcion 2 WEB
El calor de verano se adelantó a mediados de junio. / KAMARERO

El cambio de estación del año ha revolucionado el armario de los segovianos que en las últimas semanas están pasando de los tirantes a la cazadora para pocos días después volver nuevo a las camisetas. Junio ha sido un mes de contrastes con registros de temperaturas por arriba y por abajo diferentes a lo habitual, y julio ha entrado, de momento, suave.

En términos globales, junio de  2022 ha sido en mes muy cálido y muy seco pero con dos periodos muy diferenciados en cuanto a temperaturas se refiere, según muestran los datos del Observatorio Meteorológico situado en Los Altos de la Piedad.

Por una parte, los 18 primeros días de junio han completado un periodo extremadamente cálido, en el que las temperaturas medias —tanto de las máximas como de las mínimas— se han situado cuatro grados y medio por encima de lo normal en estas fechas; pero después vino un periodo más frío, del 19 al 30, en que los termómetros han bajado dos grados menos de lo normal. Esta variación arroja un valor medio del mes de 21,1ºC (dos grados más de lo normal).

La máxima se registró el día 17 y fue 36,4 grados y el día 12 la mínima más elevada, que alcanzó 22,9grados. En total ha habido cinco días en los que los termómetros no han bajado ni un momento de veinte grados. En contraste, la mínima del mes fue 7,5 grados, anotada el día 27 en el Observatorio de Los Altos de la Piedad.

Del 13 al 17 se ha vivido una ola de calor con cinco días superando los 35 grados. Aunque la irrupción del calor del verano este año ha sido muy precoz, hay precedentes que superan los valores de 2022. Así en 1981 hubo una ola de calor que comenzó el 11 de junio y acabó el 16 y en 2017 se encadenaron nueve días — concretamente del 13 al 21 de junio—con registros por encima de los 33 grados que en varias jornadas rebasaron los 35.

Hay un balance negativo en cuanto a precipitaciones. En este junio pasado han caído 8 litros por metro cuadrado, menos de la cuarta parte del registro habitual de este mes que es de 36 litros. A pesar de haberse registrado 10 días de precipitación en los cuales seis hubo tormenta, la cantidad ha sido muy escasa en la ciudad de Segovia.

El repaso de los meses de abril, mayo y junio muestra una primavera de 2022 con temperaturas altas y poca lluvia. Los tres meses suman 72 litros, que es la mitad de lo que suele caer. El frío y las precipitaciones que dejó abril han sido contrarrestados con los cálidos y secos mayo y junio.

La predicción para este fin de semana es de temperaturas mínimas en ascenso que estarán en torno a los 20 grados hoy sábado y el domingo para luego ir descendiendo ligeramente durante la próxima semana. Las temperaturas máximas estarán en torno a los 30 grados. El día de más calor se espera que sea este sábado día 2.

En cuanto a la precipitación será poco probable en los próximos diez días. El día de mayor probabilidad será el domingo día 3 por la tarde, según la predicción de la Aemet.