La concejala Ana Peñalosa y la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, en la presentación del balance. / El Adelantado
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia ha hecho balance este miércoles de la actividad desarrollada por la Concejalía de Servicios Sociales, Igualdad, Sanidad y Educación durante el año 2019. La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, y la concejala responsable del Área, Ana Peñalosa, han sido las encargadas de resumir una gestión que el pasado ejercicio implicó una inversión superior a los cinco millones de euros –entre Ayuntamiento y Junta de Castilla y León– de los que algo más de dos corresponden directamente al pago de prestaciones sociales.

La alcaldesa, que calificó de positivo el balance de actuaciones desarrolladadas por la Concejalía, puso de relieve la importancia de seguir incrementando las prestaciones y mejorando la atención a la población para conseguir una ciudad “más integradora y más justa”.

En relación con las personas mayores, a lo largo de 2019 se desarrollaron distintos programas destinados a la atención a la dependencia, de los que se benefician mayoritariamente personas mayores de 65 años –en especial el colectivo de entre 80 y 95 años–.

Entre estos programas y servicios se encuentran el sistema de Ayuda a domicilio, en el que se invirtieron casi 1.245.000 euros, con un total de 524 usuarios; el servicio de Comida a domicilio, al que se destinaron cerca de 160.000 euros y que contó con 166 usuarios; y el servicio de Teleasistencia, en el que se invirtieron casi 66.000 euros, con 438 usuarios.

Además, la Concejalía puso en marcha varios cursos para cuidadores informales –familiares, amigos, etc.– o programas como los de ‘Envejecimiento activo’ y ‘Parques biosaludables’.

“Son programas que están teniendo una gran aceptación por parte de los usuarios, porque se constituye en un espacio relacional más allá de los que es el horario de la propia actividad. En ‘Envejecimiento activo’ se trabaja con una metodología de grupos pequeños y además se desarrolla en el barrio en el que viven esas personas, lo que les permite luego tener una relación fuera del taller. Este año hemos tenido cerca de 870 usuarios en el programa de ‘Envejecimiento activo’ y otras cerca de 70 en los ‘Parques biosaludables’, ha destacado Peñalosa.

En materia de inclusión, a cuyas políticas se destinaron 300.000 euros, el pasado año se prestó alojamiento a 146 personas de paso en Segovia – 17% mujeres y 82% hombres–. El Ayuntamiento cuenta, además, con una vivienda para indomiciliados, para que durante un tiempo determinado y dentro de su proyecto de inserción recuperen la autonomía personal; y con una vivienda específica para mujeres víctimas de violencia de género, con el fin de que vivan ahí hasta completar el proceso de normalización.

A lo largo de 2019, 308 familias percibieron apoyo económico por parte de los servicios municipales para la cobertura de necesidades básicas, principalmente vivienda.

Además, en relación con la familia y la infancia, el equipo de apoyo a familias, en el que trabaja un grupo de siete profesionales compuesto por tres psicólogos y cuatro educadores atendió a 234 menores de 162 hogares. En este apartado, también se desarrollaron distintos programas destinados a niños y adolescentes para favorecer su desarrollo y maduración.

La igualdad fue otra de las cuestiones importantes que abordó el Ayuntamiento el pasado ejercicio, gracias a un agente específico de igualdad y a un técnico para la coordinación de las diferentes áreas y el resto de profesionales que conforman el Consistorio. Ambos, fundamentales para la implantación de la perspectiva de género en la gestión municipal, continuarán su labor en este 2020.