Algunos ciclistas practican este deporte en las carreteras de la provincia.
Algunos ciclistas practican este deporte en las carreteras de la provincia./ E.A.

Segovia ha registrado 23 caídas y 3 accidentes de tráfico con ciclistas en sus carreteras en estos seis primeros meses del año, siendo la segunda provincia con menos incidentes con bicicletas de Castilla y León solo por detrás de Soria.

Aún así la Agencia de Protección Civil ha detectado un notable incremento en las emergencias relacionadas con ciclistas. En la comunidad se han registrado León más de 500 incidentes relacionados con ciclistas. En concreto, se han registrado 380 caídas de bici y 168 accidentes con bicicletas implicadas. La provincia que más incidentes ha registrado ha sido Burgos, en total se han gestionado 121, 81 caídas de bici y 40 accidentes.
En comparación con otros años se observa un incremento en las emergencias relacionadas con ciclistas que corresponde tanto al aumento de personas que practican ciclismo de carretera o de montaña como al incremento de personas que apuestan por la bicicleta como medio de transporte. En cifras, el Centro de Emergencias 1-1-2 Castilla y León gestionó 425 incidentes con ciclistas implicados en 2020 y en 2019 fueron un total de 475.

Además, en los últimos años también se ha producido un incremento significativo del número de accidentes de bici en lugares de difícil acceso donde ha sido necesaria la coordinación de la emergencia por parte del CCE (Centro Coordinador de Emergencias). En concreto, en lo que llevamos de año, el CCE de la Agencia de Protección Civil ha gestionado un total de 34 emergencias de este tipo en Castilla y León, mientras que en los siete primeros meses de 2020 fueron 22, la misma cifra que en el año 2019.

Por ello, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, recuerda la importancia de adoptar ciertas medidas de autoprotección para tratar de minimizar el riesgo de accidentes. Respetar siempre las normas de circulación y llevar la equipación adecuada (casco, luces, prendas reflectantes para hacerse ver…) son dos de los principales consejos de autoprotección que deben seguir siempre tanto quienes utilizan la bici como medio de transporte como los practican ciclismo en cualquiera de sus modalidades.