Información relativa a Castilla y León (oficinas territoriales y Dirección General de Trabajo). / Fuente: Dirección General de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales de la Junta
Publicidad

Segovia encabeza en Castilla y León, con un 98,3%, el grado de resolución de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) presentados en relación con la crisis del coronavirus hasta las 14 horas del pasado viernes.

La Consejería de Economía y Empleo ha informado de que del total de 2.117 ERTEs solicitados a través de la Oficina Territorial de Trabajo de Segovia, el viernes estaban finalizados y tramitados 2.080.

La media de la Comunidad Autónoma es de un 90,2% de expedientes ejecutados tanto por las oficinas de Trabajo de las nueve provincias como por la Dirección General de Trabajo y Protección de Riesgos Laborales, oscilando entre el 86,1% de León y el citado 98,3% de Segovia. También se supera la media en Ávila (94,4%), Burgos (95,8%), Soria (97,1%) y Zamora (97,1%), según los datos que maneja la Consejería.

En el conjunto de Castilla y León el 76,7% de los expedientes presentados, 21.897, son de fuerza mayor y de ellos, 19.782 se han considerado favorables y los 2.115 restantes, desfavorables.

Sobre estos últimos, el consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios, ha aclarado que los motivos de las denegaciones han sido que no queda constancia de la fuerza mayor (regulada y estipulada en el Real Decreto Ley 7/2020), porque no se acreditan las bajas sanitarias o porque las solicitantes se encuentran entre las empresas de servicios esenciales.

Por otro lado, un 3,5% del total de ERTEs tramitados -999- responde a causas ETOP (económicas, técnicas, organizativas o de producción), mientras que otro 19,8% –5.654- atiende a otra casuística, entre los que se encuentran aquellos en los que la empresa solicitante ha desistido de continuar con el procedimiento; los registrados por error ante la autoridad laboral autonómica sin que ninguno de sus órganos tenga competencia para su resolución (por ejemplo cuando la empresa tiene centros de trabajo en varias comunidades autónomas) y los duplicados.

Estos últimos se deben a que el solicitante ha registrado el mismo expediente ante dos órganos de resolución o cuando realiza alguna subsanación o modificación de los datos en el mismo; incluso si los graba telemáticamente en más de una ocasión para asegurar el registro.

Barrios ha destacado el “rigor” con el que trabajan las oficinas de Trabajo, ya que examinan los expedientes “uno a uno” para ofrecer las “máximas garantías” al tejido productivo y a los trabajadores.