En Segovia, hasta el 24 de mayo se han registrado 1.457 muertes. / KAMARERO
Publicidad

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha calculado el aumento de la mortalidad durante las semanas más críticas del coronavirus, confirmando que las peores cifras están en Madrid y Castilla-La Mancha y Cataluña. Mención aparte merece Segovia, con el porcentaje de incremento más alto del país, 94,73%.

El número estimado de defunciones en Castilla y León durante las 21 primeras semanas de 2020, hasta el pasado 24 de mayo, asciende a 16.819 personas, lo que supone 4.210 más que en el mismo periodo del año 2019, un 33 por ciento más aunque en términos porcentuales las mayores subidas en la cifra de fallecidos se da en Segovia, con un 94,7 por ciento más y en Soria, con un 65,07 por ciento más.

En España las muertes registradas en las primeras 21 semanas del año son 225.930, un aumento del 24,1 por ciento, es decir, 43.945 personas fallecidas más.

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística este miércoles y recogidos por Europa Press, los mayores aumentos en ese periodo se dan en Comunidad de Madrid (72,7 por ciento), Castilla- La Mancha (58 por ciento) y Cataluña (41,0 por ciento) y en el lado contrario se encuentran Baleares (0,5 por ciento) y Región de Murcia (1,1 por ciento).

El mayor incremento de fallecidos en la Comunidad se da en personas de entre 85 y 89 años, con un total de 4.030 defunciones en lo que va de año, 1.133 casos más que el año pasado; mientras que de 80 a 84 años han perdido la vida 2.346 personas, 549 más. En el caso de personas con edades entre los 75 y 79 años se han computado 1.538 defunciones, 434 más y de 70 a 74 años, 1.077 muertos, 249 más.

De las 16.819 defunciones registradas en Castilla y León, 8.491 eran hombres, 2.197 casos más que en el mismo periodo de 2019, y 8.328 fueron mujeres, un aumento de 2.013 casos.

En cuanto a las provincias, Segovia y Soria registran los mayores crecimientos porcentuales de defunciones. Así, en Segovia, hasta el 24 de mayo se han registrado 1.457 muertes, un 94,73 por ciento más, es decir706 fallecidos más, mientras que en Soria se ha pasado de 501 a 827 óbitos, una subida del 65,07 por ciento.

Le sigue Salamanca, que ha pasado de 1.751 a 2.720 defunciones, una subidad del 55,3 por ciento; Valladolid, con un incremento del 34,02 por ciento, de 2.121 a 2.843 muertos; Ávila, de 913 a 1.188 fallecidos (+30,1 por ciento); León, de 2.712 a 3.455 muertes (+27,3); Burgos, de 1.677 a 2.098 (+25,1) y Palencia, de 963 a 1.054 (+9,41).

Zamora es la única provincia de la Comunidad donde las defunciones han experimentado un descenso del 3,6 por ciento, al pasar de 1.223 muertes en 2019 a 1.179 en lo que va de año.

El INE expone que “la semana del año 2020 con mayor número de defunciones fue la 14, que va del 30 de marzo al 5 de abril, con 20.575 personas fallecidas, un 154,6% más que en la misma semana de 2019”. También indica que a partir del 18 de mayo las cifras vuelven a la normalidad.