Desinfección de una de las calles de Cantalejo, cercana a la residencia de mayores. / EL ADELA TANDO
Publicidad

La estadística de casos activos es una de las más reveladoras para entender la evolución de la enfermedad y del patógeno que la provoca, ya que es el registro donde Atención Primaria engloba a todos los diagnósticos compatibles aunque no se hayan realizado test de detección.

Segovia está inmersa en una segunda ola que, aunque menos virulenta que la anterior, ha dejado un auge en las cifras de contagiados y de fallecidos. Cabe destacar que la enfermedad no se mantiene activa en todas las personas durante el mismo periodo, ya que en algunas permanece vigente apenas dos o tres semanas mientras en otros puede estar presente durante incluso meses.

En la actualidad, Atención Primaria contabiliza un total de 2.014 casos activos en la provincia, el mayor registro de una segunda ola que avanza de forma inexorable por la provincia. Esta cifra se ha duplicado en cerca de dos meses (el 30 de agosto se remitieron por primera vez más de 1.000 casos activos) fruto del aumento de contagiados, pero no ha manifestado una curva tan pronunciada como la que se pudo contemplar en la primera ola. En esta ocasión, ha mantenido un crecimiento más sosegado y sostenido.

Sobre el número total desde el inicio de la pandemia, Atención Primaria ha contabilizado a casi 14.000 personas de la provincia que han padecido la enfermedad a lo largo del ciclo pandémico que comenzó en marzo.

La cifra de enfermos activos no estaba tan alta desde el 14 de mayo. Sin embargo, al contrario de esa ocasión, la actual evolución es ascendente mientras que en esa fecha la curva iba en caída pronunciada.

Tras la caída en los números de mayo y junio, a finales de julio la estadística volvió a repuntar, una tendencia que se ha mantenido invariable durante los últimos meses con crecimientos poco pronunciados pero sostenibles en el tiempo.

De esta forma, el 1 de agosto la estadística se situaba en los 437 casos activos (el mínimo para la provincia se registró el 17 de julio con 417). Los contagios se empezaron a acelerar durante ese mes hasta marcar el 1 de septiembre 1.080 casos activos, mientras que el noveno parcial del año ralentizó su ritmo pero sin que se cambiara la tendencia al alza.

De esta forma, el 1 de octubre se alcanzaban los 1.379 casos activos, momento en el cual se volvieron a acelerar los contagios hasta superar todos los registros de anteriores parciales y llegar a la actual cifra actual de 2.014 enfermos con la dolencia vigente.

En comparación, la curva de la segunda ola de enfermos activos que registra Segovia es mucho menos inclinada que las que muestran otras provincias de Castilla y León.

La actual situación de Segovia no es buena ni mucho menos, tal y como este periódico está trasladando desde hace semanas, pero también es verdad que en la comparativa con otras zonas hay que admitir que la provincia está ‘menos mal’ que otros territorios.

En la actualidad, Castilla y León contabiliza un total de 44.214 casos activos, de los que solo 2.014 son de Segovia (apenas representan el 4,5% de los enfermos con la dolencia vigente en la Comunidad).

Relacionado con el total de la población de la provincia, 153.129, se puede decir que en la actualidad hay enferma con Covid-19 diagnosticado el 1,3% de los ciudadanos de Segovia.

Las medidas impuestas, más las que están por venir, tendrán como objetivo frenar los contagiados, lo que permitirá después que se rebajen las cifras de enfermos activos poco a poco. Va a ser un proceso lento pero todavía es posible rebajar los datos sin tener que recurrir a un confinamiento domiciliario como el que todos los ciudadanos padecieron en marzo y abril. Aún posible, aunque cada día que pasa y la tendencia no cambia se vuelve más improbable.

La zona de salud de Fuentesaúco, una de las siete áreas libres de Covid

La zona básica de salud de Fuentesaúco es una de las siete áreas que en los últimos siete días no ha registrado ningún contagiado. Aclarar que no todas las zonas en verde cuentan con cero casos.

Como se puede apreciar en el mapa, es la única zona de la provincia en verde, indicativo de la baja incidencia manifestada en el territorio, y con Villacastín, en amarillo, son las que se salen den la norma y no se presentan en naranja. No es un mal aislado de Segovia, ya que misma situación se da a lo largo y ancho de la Comunidad.

En el lado contrario está Navafría, zona de salud que presenta un mayor porcentaje de personas que han resultado positivas por número de tarjeta sanitaria (incidencia por habitante), con un total de 30 confirmados con Covid-19 en los últimos siete días. Esta área registra en la actualidad 71 casos activos.

Casi todas las provincias presentan situación similar, con todas sus zonas en naranja menos una o dos áreas con incidencia reducida salvo Palencia, que tiene todas en ese color que previene de evitar al máximo el contacto social.

Un total de 87.000 test realizados desde el inicio de la pandemia

La Junta ha realizado un total de 87.401 test de detección de coronavirus en Segovia desde el inicio de la pandemia. De ellos, 58.856 son de la modalidad PCR, de los que resultaron 5.518 positivos, mientras 27.586 son test rápidos, que revelaron 2.834 infectados.

De esta forma, Segovia cuenta con el segundo porcentaje más alto de resultados positivos con el 9,72%, muy cerca de Salamanca, primera, que obtiene un 9,96%. Cabe destacar, que la provincia llegó a contabilizar un porcentaje del 17% en los meses de la primera ola.
Del total de test realizados en la Comunidad (1.320.101), los efectuados en Segovia representan un 6,6%, el segundo menor porcentaje de toda Castilla y León por encima solo de Soria. Las provincias donde más test se han hecho son Valladolid (22% del total), Burgos (16,5%) y León (15,8%).

Sobre los profesionales sanitarios que desarrollan su labor en Segovia, el total de PCR realizadas asciende a 1.892, de las que 386 han salido con resultado positivo. En este momento hay 56 sanitarios en seguimiento al haberse contagiado y seguir con el coronavirus activo, mientras que 330 ya se han recuperado de la dolencia y han recibido el alta. Los test efectuados a personal sanitario con resultado positivo ascienden al 15,54%, la tasa más alta de la Comunidad.