Dia Contra Violencia Genero 25N Diputacion KAM1686
La Diputación Provincial empleó un magnolio como símbolo inspirador de unidad frente a la violencia de género. / KAMARERO

Han pasado dos décadas después de que Naciones Unidas declarara el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer, y la necesidad de recordar a las víctimas y de reivindicar una sociedad más justa e inclusiva permanece casi inalterable, pese al esfuerzo de la sociedad que ha conseguido no pocos avances en esta materia. Quizá el más significativo sea el cada vez más amplio consenso social sobre el rechazo a las conductas violentas y discriminatorias contra las mujeres, que ayer quedó patente en Segovia en todos y cada uno de los actos celebrados a lo largo del día con ocasión de esta celebración.

Tras cada frase de las intervenciones en los actos convocados, cada canción o cada gesto, las instituciones y colectivos que ayer se reunieron en torno a esta fecha dejaron patente no solo la condena y la crítica a la violencia machista que este año se ha cobrado la vida de 37 mujeres, sino el apoyo a las víctimas que sufren las consecuencias psíquicas y físicas de estas agresiones.

El Consejo Municipal de Igualdad convocó en la Casa de la Lectura un sencillo acto en el que las asociaciones integrantes de este órgano y representantes de varias instituciones pusieron el acento en la lucha contra la violencia sexual con el lema ‘Con cabeza, Consentido’, para subrayar la importancia del consentimiento en las relaciones sexuales desde el respeto y la igualdad. Así, el manifiesto elaborado por el Consejo Municipal señala que la violencia sexual “tiene muchas formas y caras, pero sus rostros más atroces se presentan en aquellas prácticas donde los cuerpos de las mujeres son objeto de diana”, centradas en la pornografía, la prostitución, la publicidad sexista o la educación diferencial entre hombres y mujeres.

En el manifiesto, las mujeres señalan que “nuestros cuerpos son nuestros y por tanto, ni se tocan, ni se violentan ni se usan”, y precisaron que en una sociedad del siglo XXI “debe ser inconcebible la relación desigual bajo contratos sexuales no consentidos”.

Por su parte, la alcaldesa denunció la violencia contra las mujeres en el ámbito privado como “la forma más perversa y dolorosa de agresión”, y aseguró que las instituciones deben ser sensibles y aumentar su implicación en la lucha frente a conductas “cómplices de quienes niegan la realidad, culpabilizan a las víctimas y no condenan a los maltratadores”.

La bonita versión de ‘La puerta violeta’ de Rozalén cantada por Llanos Monreal y Fernando Ortiz, y la lectura del trabajo ‘El diario de Luis’, ganador del concurso de relato breves por la Igualdad completó el acto organizado desde el Ayuntamiento de Segovia, que concluyó con un recuerdo a las mujeres asesinadas este año, colocando una flor por cada una de ellas se ha colocado una flor junto al lazo morado situado en la presidencia.

En el Palacio Provincial, la Diputación llevó a cabo un acto marcado por el carácter simbólico y sostenible de un mensaje ‘Inspira igualdad’ orientado a mostrar un camino hacia el respeto, la dignidad y la belleza para dejar a tras la injusticia y la desigualdad. Así, el presidente de la Diputación Miguel Ángel de Vicente aseguró que el área de Asuntos Sociales “lleva años procurando mostrar ese camino en el que hay diálogo, hay consenso, hay reflexión, y desde luego, no hay violencia. Ni un grito, ni un golpe”; con el objetivo de servir de inspiración a las mujeres en su doble acepción de dar vida e infundir ánimo a las mujeres que padecen estas situaciones.

El símbolo de la campaña de la Diputación es un hermoso magnolio que será plantado en el jardín del Centro de Protección de Menores Juan Pablo II y que ayer mostró sus primeras flores gracias al trabajo de las mujeres de FEMUKA, que elaboraron flores de ganchillo que quedaron a los pies del árbol que presidió el patio de columnas.

El acto sirvió también para presentar el cortometraje animado creado con ocasión del 25-N, recreado en vivo por la bibliotecaria de los bibliobuses de la Diputación Esmeralda Arribas, y también para la entrega de las distinciones de ‘supersegovianas’ a FEMUKA, la casa de acogida ‘La Alborada’, y a las responsables de los CEAAS provinciales, así como a las bibliotecarias de la Diputación.

Además del carácter institucional , otras asociaciones y colectivos llevaron a cabo actividades reivindicativas, como en el caso de CGT, que organizó una concentración en el Azoguejo con música y mensajes reivindicativos o los alumnos del festival Publicatessen, que dedicaron toda la tarde de ayer a actividades para recaudar fondos en el Campus María Zambrano destinados a las víctimas de violencia de género.

Crecen las denuncias

Lejos de invitar al optimismo, los datos sobre el número de denuncias por violencia de género y de los casos activos en Segovia ponen de manifiesto la urgencia de la sensibilización social y política hacia esta lacra social. Así, los datos facilitados por la Subdelegación del Gobierno señalan que en el primer semestre de este año ya se han recibido un total de 242 denuncias, un 12 por ciento más que en el mismo periodo de 2020, lo que hace suponer que 2021 superará las 518 denuncias que se presentaron el pasado año.

Por otra parte, las Fuerzas de Seguridad del Estado mantienen un total de 232 casos activos, cifra que supera en un 21 por ciento la registrada en 2020, de los que 181 necesitan de protección policial en distintos ámbitos, tres de ellos considerados de riesgo “alto”.

El número de llamadas al teléfono 016 habilitado para denunciar episodios violentos en el ámbito doméstico desde enero hasta septiembre ha alcanzado las 172, por lo que desde la implantación de este servicio en 2007 se han totalizado 2.630 llamadas en la provincia. Los datos señalan que el 62 por ciento de las llamadas son realizadas por las propias víctimas, y el 27 por ciento las hacen los familiares.

Por otra parte, el Servicio Telefónico de Atención y Protección para víctimas de la violencia de género (ATENPRO), en el que colabora Cruz Roja, ha sido utilizado por 69 usuarias hasta septiembre de este año, lo que supone un aumento del 11,55%.