Presentación de la propuesta de Presupuestos para el año 2021. / E.A

Tras casi seis meses de trabajo y sin cerrar aún el ejercicio económico de 2020, el equipo de Gobierno ya tiene dispuestas las cuentas municipales para 2021, que someterán a la aprobación del pleno el próximo 14 de diciembre en una sesión extraordinaria en la que se desglosarán las cifras de ingresos y gastos de un presupuesto que nace con vocación inversora y social para impulsar la economía local y salvaguardar a los colectivos productivos y sociales más golpeados por la crisis sanitaria derivado del la Covid-19.

La alcaldesa Clara Luquero, acompañada por el concejal de Hacienda y portavoz socialista Jesús García Zamora y el portavoz de IU Ángel Galindo escenificaron ayer en la Casa Consistorial la presentación de los presupuestos que cumplen el acuerdo de Gobierno rubricado por PSOE e IU y que contarán presumiblemente con el apoyo de Podemos-Equo, a falta de que esta formación se pronuncie oficialmente sobre el particular.

Serán 68.927.363 euros los que el equipo de Gobierno tendrá que gestionar a partir del próximo año, cifra que supone un aumento del 2,27 por ciento con respecto al presupuesto de este año, y que cuentan este año con un elevado capítulo inversor que ha crecido espoleado por los remanentes de tesorería que inyectarán 6,2 millones más a los siete millones incluidos en esta partida, lo que pone en sus manos algo más de 13 millones para desarrollar un ambicioso programa que pone el acento en la mejora de las infraestructuras para los barrios y en el impulso a la economía local.

A esa lista de proyectos definidos en los remanentes se incorporan, entre otros el colector del valle de Tejadilla que dará servicio a los polígonos industriales, así como al barrio de la Fuentecilla-Puente de Hierro y parcialmente al del Cristo del Mercado, con un presupuesto de 1.650.000 euros, a los que hay que añadir otros 500.000 euros para la remodelación del propio Valle.

Para la construcción del centro cívico de Nueva Segovia se contará con 1.100.000 euros, mientras que para desarrollar el ARU de San José-El Palo Mirasierra (rehabilitación y urbanización) se destinarán 230.000 euros.

En este listado figuran también los polígonos industriales en los que se invertirán 300.000 euros, la misma cantidad que se destinará a la reurbanización (mejora de redes, pavimento y eliminación del cableado) de la calle Daoiz.

A 605.000 euros ascenderá el mantenimiento y renovación de vías públicas y 585.000 euros se reservarán para la instalación del ascensor del barrio de San Millán.

Partidas más pequeñas, pero igualmente importantes, son las destinadas a la pintura de los colegios públicos (100.000 euros) o las que se invertirán en el ajardinamiento de la calle Coronel Rexach, la renovación de plantaciones, alcorques y sistemas de riego en distintos puntos de la ciudad, la renovación de los juegos infantiles y de mayores de los parques de la ciudad o a intervención y en el parque de la Dehesa de Enrique IV (mobiliario urbano, mejora de la charca…), lo que suma un total de 180.000 euros.

Por último, destacar los 150.000 euros que se invertirán en el derribo del edificio situado en la confluencia de la calle Antonio Machado-José Zorrilla y la urbanización de la parte del vial que corresponde al Ayuntamiento.

En el capítulo de gastos, como es habitual, el destinado a Personal (capítulo 1) sigue siendo el que acapara la mayor cuantía, 25.156.608 euros, un 3,64% más que en el ejercicio anterior. Le sigue el de Bienes y Servicios con 23.256.540 euros, y el de Transferencias corrientes, es decir, el dinero destinado a ayudas y/o subvenciones para el tejido social que asciende a 8.330.869 euros. Es decir, el 78% del presupuesto municipal se dirige directamente a satisfacer las necesidades de los segovianos.

En el capítulo de ingresos sobresale el peso que tienen en este presupuesto las Transferencias corrientes que alcanzan los 17.400.903 euros. A ello hay que añadir los impuestos directos (el 39,52%) con 27.236.744 euros y la partida prevista por la enajenación de inversiones reales que alcanza 1.890.000 euros lo que supone un incremento del 1.160% respecto al año 2020, epígrafe en el que figura, entre otros, la venta de la parcela del antiguo parque de bomberos.

Contención en impuestos y tasas

En el capítulo de ingresos, el Ayuntamiento hará este año un importante esfuerzo para no cargar en exceso los bolsillos de los segovianos a través de los impuestos directos y las tasas, apostando por la congelación de los tributos, que apenas subirán un 0,59 por ciento en el caso de los impuestos directos y descenderán un 0,03 en el caso de las tasas, como principales fuentes de financiación del presupuesto municipal. Así, el presupuesto 2021 prevé una recaudación superior a los 27 millones de euros por impuestos directos, de los cuales 18,4 corresponderán al pago del IBI, 3,2 al impuesto sobre incremento de valor de terrenos de naturaleza urbana y poco más de tres millones al de vehículos sobre tracción mecánica. El Impuesto sobre Actividades empresariales (IAE) recaudará el próximo año algo más de un millón de euros y el de viene sinumebles de naturaleza rústica 310.000 euros. En el capítulo de gastos, Personal experimenta un crecimiento del 3,64 por ciento hasta superar los 25 millones de euros, motivado por el incremento salarial de los empleados públicos marcado por el Gobierno, así como por el cumplimiento de los planes de modernización de Policía Local y Bomberos. Por otra parte, García Zamora destacó el incremento del fondo de contingencia, que contará con 644.000 euros, en el que se ha puesto especial hincapié para poder dar respuesta a actuaciones que pudieran derivarse de los cambios en la situación de la pandemia.