Segovia, cerca de colgar el cartel de ‘completo’ para el puente de la Constitución

Los hoteles de la capital alcanzarán el 90% de ocupación durante hoy y mañana, lo que genera buenas perspectivas para el sector de la hostelería

4 1nerea WEB
Después de Semana Santa y del verano, el puente de la Constitución es el que genera un mayor volumen de ingresos para los negocios dependientes del turismo. / NEREA LLORENTE

Los hosteleros miran al cielo. Lo hacen con un deseo: que el tiempo les dé un respiro. Es un componente meteorológico con el que siempre han de contar puesto que, “al menos, el 80%” del puente de la Constitución, está en sus manos. Si el tiempo “es benévolo, estos días serán muy buenos y parece que va a ser así”, asegura el presidente de la Asociación de Alojamiento, Hostelería y Turismo de Segovia (Hotuse), Jesús Castellanos. Lo cierto es que los hoteles de la capital alcanzarán el 90% de ocupación durante hoy y mañana, el 84% el lunes y, aunque el martes bajarán hasta el 70%, de acuerdo con los datos provisionales proporcionados por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Segovia, las perspectivas para estas fechas son positivas.

Desde el sector, esperan que Segovia se convierta de nuevo en la punta de lanza del turismo de interior en Castilla y León. Históricamente, después de Semana Santa y del verano, el puente de la Constitución es el que genera un mayor volumen de ingresos para los negocios dependientes del turismo, un área que repunta en otoño y primavera. El flujo de turistas será, en su mayoría, nacional, sobre todo de la Comunidad vecina, Madrid, aunque también de la zona del Levante, Cataluña y País Vasco.

El tiempo adverso en los días previos al puente, hizo que los hosteleros segovianos “tuvieran muy poco trabajo”. Aunque en esta festividad no suelen colgar el cartel de completo, sí alcanzan un alto nivel de ocupación. “Lo que queremos es que estos días estén los hoteles por encima del 85%, lo que sería un éxito total”, sostiene el presidente de Hotuse.

Hace días que el número de reservas en buena parte de los restaurantes de Segovia no ha dejado de crecer, sobre todo, para mañana y el lunes, los que creen que serán los días más fuertes. Incluso algunos establecimientos ya ni siquiera admiten reservas. La falta de restricciones que hay por el momento y el encendido del alumbrado navideño, también servirán como motor turístico.

A pesar de que suponen que no alcanzarán las cifras del año anterior a la pandemia, “un año fabuloso”, sí podrán estar en números de 2017 y 2018 y, sobre todo, por encima de 2020, marcado por unas restricciones que, en estas fechas, cerraban los restaurantes a las 22:00 horas, mientras que en esta ocasión darán un servicio de cenas completo.

Temor a restricciones

El aumento de los contagios y, con ello, la amenaza de las restricciones en hostelería y ocio nocturno y la implantación del pasaporte Covid en otras Comunidades, generan cierto temor en el sector, a pesar de que este confía en el avance de la vacunación y en que no se ponga de nuevo el foco sobre ellos. “Esperamos que la gente entienda que los lugares para estar seguros son los hoteles y los restaurantes”, alega Castellanos.

De igual forma, los turistas están pendientes de las posibles medidas que se adopten para la campaña navideña. El concejal de Turismo, Miguel Merino, quien asegura haber utilizado ya el pasaporte Covid en dos países distintos, defiende su utilidad, a pesar de que reconoce que entre los hosteleros “puede existir cierto nerviosismo” sobre su implantación y gestión, puesto que “algunos sienten el tener que rechazar a un cliente”.

Así, Hotuse manifiesta estar en contra de esta medida, que no consideran que ayude, sino que “discrimina”. No obstante, “si la situación empeora”, entienden que el pasaporte Covid será “inevitable”.

Un sector optimista

Entre el pasado mes de junio y agosto, el sector turístico logró alcanzar unos niveles en los que se ha mantenido, con un margen de entre el 15 y 20% de distancia con respecto a los datos de 2019, “lo que significa que trabaja al 80% de lo que está acostumbrado en época prepandemia”, explica Merino.

Es por ello por lo que el sector funciona con una relativa normalidad. En Segovia destacan dos tipos de hostelería: la que vive del turismo y la ubicada en barrios y pueblos que tienen una dependencia directa de los segovianos. De ahí la importancia de este puente para los primeros. “Siempre se ha dicho que el puente de diciembre es la mitad del mes”, de acuerdo con Castellanos, puesto que considera que este es un mes “malo”.

Una provincia como Segovia, volcada con el turismo nacional, echa en falta “el plus” que le da el internacional, pese a que solo con el primero han logrado paliar la falta de extranjeros.

Hasta que llegue la época de procesiones, el sector tendrá que afrontar “tres meses de travesía por el desierto”, lamenta Castellanos, por lo que tiene sus expectativas puestas en la Navidad. Además, para el año que viene tienen unas perspectivas buenas, que desean que mejoren con la llegada de turistas internacionales, aunque siempre partiendo de una situación de prudencia.