comisaria-policia
Comisaría de Policía. / EL ADELANTADO

El Día de las Personas Desaparecidas sin causa aparente se conmemora en España cada 9 de marzo, una fecha señalada en el calendario para que la ciudadanía recuerde que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado no ceja en su trabajo para esclarecer todos los casos. Aunque no siempre es fácil.

De hecho, el último año cerró con un total de 6.053 denuncias por desapariciones activas en todo el territorio nacional, el 4,14 por ciento del total de denuncias registradas a 31 de diciembre de 2017 en el sistema PDyRH —la Base de Personas Desaparecidas y Restos Humanos sin identificar del Ministerio del Interior—, que alcanzaba un total de 146.042 denuncias por desapariciones de personas en España.

En la provincia de Segovia son catorce las denuncias que hay actualmente activas por este tipo de sucesos —aquellas denuncias que no se han cesado por no conocerse el paradero de la persona desaparecida—, según los datos del Centro Nacional de Desaparecidos, todas ellas de riesgo limitado.

Cinco de estas corresponden a menores, también en este caso todas de riesgo limitado. En todo el territorio nacional son 2.273 las denuncias activas relativas a la desaparición de un menor, trece de las cuales están consideradas de riesgo alto.

Asimismo, el informe destaca también que en 2017 se registró una sustracción de un menor en Segovia, hecho que no se daba desde el año 2011. Fueron 323 los casos contabilizados en todo el país.
Este año se han dado a conocer por primera vez públicamente los datos de personas desaparecidas en España. Fue el propio Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien presentó el primer informe estadístico sobre la situación de las personas desaparecidas en España, elaborado por la Secretaría de Estado de Seguridad, y con datos extraídos, principalmente, del Sistema de Personas Desaparecidas y Restos Humanos Sin Identificar (PDyRH), habilitado el año 2010.

La publicación por primera vez en España de un informe con datos relativos a las personas desaparecidas fue muy bien acogido por los actores del Tercer Sector Social, en concreto por las asociaciones más representativas en este ámbito, como son SOS Desaparecidos, InterSOS, QSD Global y la Fundación ANAR.

RIESGO ALTO Para que se declare el riesgo alto tras la denuncia de desaparición de una persona se tienen en cuenta diversos indicadores. Así, si se trata de un menor de edad se presume siempre de alto riesgo, con independencia de la presunta voluntariedad o no de la desaparición, salvo excepciones.

En cuanto a las personas mayores de edad, se tienen en cuenta, con carácter general, los siguientes factores que pudieran hacer inducir el carácter forzado de la desaparición o la existencia de riesgo para la vida o integridad física del desaparecido: la existencia de indicios de un posible secuestro, retención o extorsión; la concurrencia de datos que permitan presumir la existencia de riesgo para la vida o integridad física de la persona desaparecida; si la ausencia de la persona está en contradicción total con su comportamiento habitual; si no hay explicación posible de la desaparición; o si no lleva efectos personales, entre otros aspectos.

Las cifras

6.053. El Centro Nacional de Desaparecidos del Ministerio del Interior tiene actualmente activadas 6.053 denuncias de personas desaparecidas. De ellas, 5.808 están calificadas como de riesgo limitado; mientras que el resto están consideradas como de riesgo alto: 216 confirmados y 29 no confirmado.

2.273. Del total denuncias de personas desaparecidas, 2.273 corresponden a menores. De estas desapariciones, 2.260 están calificadas como de riesgo limitado; mientras que las otras 13 tienen un riesgo alto confirmado por los Cuerpos de Seguridad.

323. En el último ejercicio, se produjeron 323 casos de sustracción de menores en el ámbito nacional, lo que supone un incremento de un 23,3 por ciento con respecto a los datos de 2016, que terminó con 262 casos.

24. Desde el Ministerio del Interior recuerdan que no es necesario esperar 24 horas para denunciar la desaparición de una persona, como erróneamente se cree. Es más, cuanto antes se informe a la Policía Nacional o a la Guardia Civil, más posibilidades de éxito habrá.