Turistas con maletas frente al acueducto. / KAMARERO
Publicidad

La todavía concejala de Turismo, Claudia de Santos, se va de la corporación –lo hará oficialmente en el pleno del 4 de septiembre– con la espinita de no haber liderado un proyecto que considera supone una gran oportunidad para la ciudad, sobre todo teniendo en cuenta las consecuencias que la crisis sanitaria está teniendo en el sector turístico. Se trata de la candidatura de Segovia para formar parte del Programa de Planes de Sostenibilidad Turística en Destinos que ha lanzado el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a través de la Secretaría de Estado de Turismo (SETUR).

La relevancia de este proyecto, que está previsto apruebe mañana jueves la Junta de Gobierno Local del Consistorio segoviano, está en que el presupuesto puede alcanzar hasta los 4 millones de euros para los tres años de ejecución del plan, aunque se trata de un programa de cofinanciación a tres bandas donde, además del Gobierno de España, participarían la Junta de Castilla y León y el propio Ayuntamiento, correspondiendo a cada parte un 33% de la aportación económica.

Entre 1993 y 2010 se han puesto en marcha en toda España 264 planes similares con una aportación de 220 millones de euros, en conjunto, a las entidades locales beneficiarias. En Castilla y León son ya 20 los planes desarrollados con una inversión de 16,31 millones.

El nuevo programa tiene en cuenta la actual crisis del sector provocada por la pandemia, por lo que recoge aspectos como la importancia de contar con sistemas y protocolos de seguridad e higiene para atender correctamente y transmitir confianza a los turistas.

Uno de sus objetivos generales es apoyar la reconversión de los destinos turísticos pioneros para mantener su atractivo y competitividad a través de actuaciones de recualificación del destino, reconversión de usos, restauración ambiental, accesibilidad, innovación, tecnología y mejora de su gobernanza, orientándolos hacia la gestión inteligente y sostenible.

El Ayuntamiento de Segovia presenta ahora su candidatura y tiene que elaborar un plan para que lo evalúe la Junta de Castilla y León y, si es seleccionado, después lo hará SETUR para, en su caso, aprobarse por parte de una Comisión Sectorial de Turismo y, por último, lo ratificaría la Conferencia Sectorial.

El programa en marcha recoge explícitamente como potenciales candidatas a las ciudades Patrimonio de la Humanidad, como Segovia, al tratarse de un destino urbano de referencia turística.

Entre las acciones que pueden incluirse en el plan se encuentran la señalización de recursos, productos y destino, la mejora de equipamientos públicos para servicios turísticos, la mejora o implantación de certificaciones de sostenibilidad para el destino y las empresas, la descongestión de áreas de alta afluencia o el seguimiento de la capacidad de acogida.

Otras son la reconversión de zonas y equipamientos públicos, el embellecimiento del casco histórico, un inventario, adecuación y recuperación del patrimonio cultural, arqueológico, industrial y artesano para su uso turístico y la gestión del uso público en espacios protegidos (sistemas de acceso, equipamientos).

También puede recoger este plan acciones de restauración ambiental en lugares de interés turístico, la creación de nuevos productos turísticos y la puesta en valor del patrimonio natural, cultural y los productos agroalimentarios, así como el aprovechamiento de recursos naturales singulares en montes vecinales (recursos micológicos, geológicos, faunísticos, etc.).

Formación para implantar clubes de producto y para especialización en experiencias turísticas, protocolos de seguridad e higiene, sistemas de limpieza y desinfección, etc. en lugares turísticos, implantación de soluciones tecnológicas para informar e interactuar con el turista, aplicación de nuevas tecnologías para el seguimiento de la crisis de la demanda turística o movilidad sostenible son otras acciones a incorporar.