Isabel del Barrio, administradora del punto de venta, muestra el cartel con el número agraciado que vendió en su establecimiento. / NEREA LLORENTE

Este año que he pedido salud, seguro que me toca la lotería”. El comentario de un ‘tuitero’ en redes sociales pone el acento en la frase que sirve de consuelo a la inmensa mayoría de ciudadanos que no reciben la visita de la fortuna en el sorteo de Navidad, pero que en este año de pandemia cobra un significado especial. En Segovia, provincia especialmente baqueteada por el coronavirus, la ilusión por reverdecer el recuerdo de aquel 22 de diciembre de 2000 en el que el ‘gordo’ dejó una lluvia de millones hizo pensar en reeditar aquella feliz jornada veinte años después, para lo que cada segoviano invirtió 125 euros; el equivalente a algo más de seis décimos.

Pero los más de 19 millones de euros gastados en la provincia no fueron cebo suficiente para hacer picar a la diosa Fortuna, y una vez más, los premios más importantes del gordo navideño pasaron de largo sin dejar un solo euro, a excepción del afortunado poseedor del décimo del número 75.981, agraciado con uno de los dos cuartos premios, que pasará unas excelentes fiestas con los 20.000 euros que le han correspondido.

El décimo ganador fue expedido en el despacho de Loterías y Apuestas del Estado (LAE) del Bar Norte, en el número 118 de la calle José Zorrilla, cuya administradora Isabel del Barrio se mostraba exultante por haber vendido un ‘pellizco’ de suerte en el sorteo de lotería más importante y tradicional del año.

Con una larga trayectoria vinculada a la venta de estos productos, esta es la primera ocasión en la que el Bar Norte vincula su suerte con la de la Lotería de Navidad, y su administradora asegura que al ser un número validado por la máquina expendedora “no es fácil saber a quién le ha podido tocar”. “Espero que haya sido a un vecino del barrio al que le haga mucha falta”, deseó la lotera, que mostraba con orgullo el cartel con el número premiado que puso en las ventanas de acceso al establecimiento hostelero.

Como siempre, la presencia de los medios de comunicación en las inmediaciones del bar suscitó la curiosidad de los vecinos y la sorpresa para los clientes que en ese momento se encontraban en el establecimiento. Al conocer la noticia, no hubo especiales manifestaciones de alegría, pero tras saber de la visita de la fortuna, no vacilaron a la hora de comprar algún décimo para el sorteo de ‘El Niño’, por aquello de aprovechar la posible racha de éxitos en forma de sustanciosos premios.

De igual manera que en años anteriores, la televisión y la radio fueron los principales protagonistas de la información sobre el devenir del sorteo, aunque la inmediatez de los portales web y los medios digitales comienza a ocupar una parte muy importante en el seguimiento del sorteo.

Segovia cambia suerte por salud
La web de EL ADELANTADO informó minuto a minuto del resultado. / NEREA LLORENTE

La página web de EL ADELANTADO llevó a cabo un seguimiento minuto a minuto del sorteo, informando en tiempo real sobre los premios y ofreciendo la retransmisión que tuvo lugar en el Teatro Real de Madrid.

A falta de que la ‘pedrea’ o la terminación del gordo –que este año acabó en 7- puedan aportar algún pequeño consuelo en forma de reintegro o algo más, Segovia ve un año más pasar el tren de los millones de la lotería de Navidad sin ninguna parada en la provincia en un sorteo cuya celebración marcada por las medidas sanitarias contra el covid restó brillantez, pero no magia al acto que marca oficiosamente el inicio de las fiestas.

Como anécdota, el recuerdo del gordo de 2000 estuvo a punto de dar una sorpresa, ya que uno de los quintos premios fue el 49.760, muy próximo a que 49.740 que en aquel año dejó la suerte en la provincia.

En el ánimo de todos los segovianos, como en el del resto de los españoles, el deseo de que la salud a la que se apela en una jornada como la del gordo, alcance a toda la sociedad y que el sorteo de 2021 pueda celebrarse en un mundo libre de coronavirus. Ese será el mejor premio, y está al alcance de todos.