Portada de este libro de viajes con una de las fotografías de Enrique del Barrio.

El fotógrafo y editor Enrique del Barrio y la periodista e investigadora Esther Maganto se sumergen con ‘Segovia callada’ en el paisaje provincial para ofrecer al lector un nuevo libro de viajes en el que los verdaderos protagonistas son iglesias, conventos y ermitas, además de castillos, murallas, palacetes civiles y casas señoriales; ranchos de esquileo, molinos y fábricas, junto a despoblados, ventas o estaciones de tren, agazapados en ocasiones entre el caserío urbano circundante, o alejados sobremanera de cualquier viso de civilización.

Aunque la obra presenta numerosos ejemplos localizados en la “Segovia vacía”, se aleja de un discurso pesimista al recoger en su selección los últimos casos de éxito vinculados a políticas y acciones de conservación y restauración del patrimonio cultural. Para facilitar su lectura se ha ordenado geográficamente de acuerdo a la división propia de las Comunidades de Villa y Tierra de la provincia, aunque si el lector es un viajero y caminante empedernido podrá acceder a los distintos enclaves gracias al apoyo de una herramienta interactiva, un código QR en cada ficha que se podrá leer a través del móvil para llegar a su ubicación exacta.

El fin de semana la publicación llegó a las librerías de la capital segoviana y está previsto que esta lo haga en Riaza, Ayllón, Cuéllar y La Granja. ‘Segovia callada’ llega así “haciendo ruido”, mostrando portentosos amaneceres y atardeceres. Por su parte, Maganto, tras revisar la bibliografía de autores locales, retoma sus aportaciones para salvaguardar su memoria.