Farmacia Marta Ruano Test Antigenos Control Seroprevalencia Coronavirus KAM4891
Test de antígenos, de venta en farmacias. / KAMARERO

El Sindicato de Enfermería, Satse, sostiene que la realización de los test de autodiagnóstico del Covid-19 en los domicilios, tras su adquisición en las oficinas de farmacia, genera “tantos riesgos, inseguridades e incertidumbres que hacen que no sea una medida útil, positiva ni eficaz para el ciudadano ni tampoco para el sistema sanitario”.

Satse recuerda que estos test son un complemento a otros métodos diagnósticos y no son tenidos en cuenta para concluir si una persona está contagiada, tanto si presenta síntomas como si no los tiene. Los resultados positivos de estas pruebas se consideran únicamente ‘casos sospechosos’ que deben confirmarse en un centro sanitario mediante una Prueba Diagnóstica de Infección Activa (PDIA).

Desde el sindicato se advierte que, en función de cómo se recoge la muestra, se pueden arrojar resultados inexactos, que lleven a provocar, por ejemplo, falsos positivos o falsos negativos.

También se indica desde las administraciones públicas que un resultado negativo de este tipo de pruebas diagnósticas no excluye la posibilidad de infección y que, aunque sea negativo, si se tienen síntomas resulta necesario contactar con los servicios sanitarios.

Por todo ello, el Sindicato de Enfermería con gran implantación en Segovia se pregunta qué utilidad tiene que un ciudadano se gaste entre 8 y 10 euros por cada test en las oficinas de farmacia si va a tener que ir a un centro sanitario si cree que el resultado es positivo y tampoco va a estar seguro de que no esté contagiado si cree que ha dado negativo.