Vista aérea del Hospital General de Segovia. / Kamarero
Publicidad

El Sindicato de Enfermería SATSE Segovia denuncia que no hay suficientes enfermeras formadas para la nueva ampliación de camas UCI y que, 7meses después de que se enfrentaran a los primeros casos de infección por COVID-19, y ante un posible colapso del hospital y atención primaria, “no se han tomado las medidas organizativas suficientes por parte de la Gerencia y la Consejería de Sanidad“.

En estos momentos en que la unidad de UVI se encuentran a un 120% de ocupación sobre su capacidad habitual y 63% de ocupación sobre las camas habilitadas de UCI, de los cuales 25% son pacientes COVID, y ante la previsión de que se tengan que habilitar más camas de REA y quirófano, alerta el Sindicato, “nos encontramos con que no se han aprovechado estos últimos meses para formar a suficientes enfermeras del Complejo en un servicio especial como es una UCI”.

Según SATSE Segovia, la falta de enfermeros es “notoria” y se está procediendo en la mayoría de servicios del Hospital a suspender vacaciones y eliminar días libres al personal sustituto y eventual. El Sindicato apunta a que la situación se debe a que, hasta ahora, la Gerencia “ha funcionado mediante parches” y y añade que “es imposible mantener un ritmo de trabajo sin descansos durante meses y ese nivel de presión asistencial“.

El Sindicato pone de manifiesto que “muchos de nuestros profesionales han huido a otras comunidades autónomas en busca de mejores contratos, estabilidad y mejores retribuciones“, un problema inmediato y que lastra y condiciona la asistencia sanitaria. Adelanta de que, de no mejorar la situación, se va a tener que proceder a la suspensión de nuevo de cirugías programadas, ya que no va a haber enfermeras suficientes en el hospital para poder asegurar una asistencia de calidad.

Miriam Rubio Moral, Secretaria Provincial de SATSE Segovia, señala que “las enfermeras de nuestra provincia en ocasiones están optando por rechazar los contratos en Segovia e ir a trabajar a comunidades limítrofes como Madrid”. “Su situación es tan precaria que incluso prefieren aceptar un contrato en Madrid que aun estando en la situación en la que están, ofrecen mejores retribuciones y contratos más estables que SACYL.”

En el caso de atención primaria, el Sindicato alerta de que los enfermeros están “al borde del colapso“, ya que, a mayores de sus funciones habituales, tienen que llevar a cabo la realización de cientos de pruebas PCR diarias, las funciones de vigilancia epidemiológica y las labores burocráticas derivadas, a lo que ahora se une el inicio de una campaña de vacunación de la gripe que se prevé masiva.