Sanz Vitorio alaba la “participación sin precedentes” para elaborar la ley

El viceportavoz del PP en las Cortes regionales considera necesario “poner orden”, ya que “no tiene sentido que un municipio pertenezca al mismo tiempo a cinco mancomunidades”

0

El viceportavoz del PP en las Cortes de Castilla y León, Juan José Sanz Vitorio, alabó ayer el “ejercicio de participación sin precedentes” que supuso la aprobación de la Ley 7/2013 de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio, a la que consideró como “una de las más importantes que tiene la Comunidad”, ya que “debe definir Castilla y León en el siglo XXI”.

El político espinariego recordó que tal ley fue consensuada en las Cortes, para que saliera adelante con “una mayoría reforzada”, y defendió a continuación que su texto “demuestra sensibilidad con el medio rural”.

De acuerdo a las explicaciones que ayer ofreció, dicho texto tiene dos objetivos: ordenar la prestación de los servicios públicos esenciales que son competencia de la Junta en el medio rural, de forma que estén garantizados por ley; y lograr la pervivencia de los pueblos. A este respecto, Sanz Vitorio abogó por que los municipios mantengan las competencias que ahora tienen. “Si las pierden, quedan vacíos de contenido, y si eso sucede se estaría contribuyendo a su desaparición”, declaró.

Sobre los mapas de Unidades Básicas de Ordenación y Servicios del Territorio (UBOST), indicó que “no son más que un ámbito territorial definido como consecuencia de la aplicación de unos criterios establecidos en la ley”. Sanz Vitorio señaló que esos mapas —en rigor, son un borrador— fueron elaborados por las diferentes delegaciones territoriales de la Junta, tras lo cual se abrió un “periodo extraordinario” para recoger sugerencias. El siguiente paso fue la redacción de un informe por parte de las diputaciones, tras la recepción del cual la Junta deberá ahora elaborar la ‘propuesta inicial’. Seguidamente se abrirá un plazo de un mes para la presentación de alegaciones y, a renglón seguido, hará otro informe el Consejo de Cooperación Local, donde están representadas las entidades locales y las diputaciones. Por último, el texto será debatido en las Cortes, debiendo ser aprobado por una mayoría de dos tercios.

El político popular ve probable que el proceso no concluya esta legislatura, aunque dijo estar convencido de que “quedará encarrilado”, dada la eficacia del consejero de Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, que “no deja nada a medias”, en estas lides.

Sanz Vitorio evitó ayer entrar en polémicas con la Diputación de Segovia, tras la redacción de su informe sobre las UBOST, pero no quiso pasar de largo que el texto realizado es coincidente, en su mayoría, con el de las diputaciones de Ávila y Salamanca. “Evidentemente, se ha tomado como referencia el mismo documento”, apuntó, insistiendo en no querer opinar al respecto. “Los más importante deben ser los contenidos y los hechos. Y los hechos son que en es un proceso participativo, especialmente sensible con el medio rural, especialmente comprometido con el mantenimiento de la calidad de vida en el medio rural, y que todavía no está concluido”, indicó.

Eso sí, recalcó que a él le parece “complicado” que alguien pueda estar en contra del desarrollo de la ley, y máxime cuando antes fue consensuada por los dos principales partidos en las Cortes regionales. “Esta ley —concluyó— es un ejercicio de compromiso con el medio rural, que garantiza su pervivencia y los servicios públicos esenciales”.

Sobre las comunidades de villa y tierra

El procurador José María Bravo consideró ayer que la llamada ‘Ley de Ordenación del Territorio’ es “muy importante para el medio rural”, advirtiendo que las sugerencias recibidas en relación a las UBOST han sido escasas. Él se atribuyó la consecución de que las históricas comunidades de villa y tierra aparezcan en la mencionada ley y, al tiempo, consideró que las entidades locales “nos hemos adelantado” a la hora de plantear las mancomunidades de interés general, cuya fase de elaboración todavía no ha comenzado. Sostuvo además que las mancomunidades podrán reconvertirse en el futuro, y que “la ley articula cómo hacerlo”.

Sanz Vitorio advirtió que, en la actualidad, “hay municipios que pertenecen a cinco mancomunidades”, añadiendo que “parece necesario poner un poco de orden”. A pesar de estas palabras, insistió en que las mancomunidades “pueden permanecer en el futuro”.