Santa Teresa abandona la clausura

Miles de fieles arroparon ayer a la imagen de la mística a su salida de la clausura del convento de Alba de Tormes.

2

Miles de fieles de toda Salamanca y de otros puntos de España arroparon ayer a la imagen de Santa Teresa de Jesús, a su salida de la clausura del convento carmelitano de Alba de Tormes donde se encontraba recogida desde hace diez meses por las monjas de su congregación.

Desde primeras horas de la mañana, los fieles se fueron congregando en la plaza aledaña al convento en el que murió un 4 de octubre de 1582, y en cuya iglesia se encuentran expuestos su brazo y su corazón.

Con vivas a la Santa, lágrimas en los ojos y gran fervor, los albenses fueron los protagonistas de una jornada festiva y religiosa que es conocida como ‘la Transverberación’.

En ella, se recuerdan las situaciones que experimentó la mística en repetidos momentos, cuando sentía su corazón atravesado por un dardo que le clavaba un ángel, alcanzando el éxtasis místico, según relató ella misma en el ‘Libro de la Vida’.

La salida de la imagen de la Doctora de la Iglesia es uno de los momentos más destacados del calendario eclesiástico de la provincia de Salamanca.

Además, sirve de punto de encuentro para los fieles y devotos de una imagen que recibe cada año miles de visitas de todo el mundo, según explicaron a Efe los Padres Carmelitas de Alba de Tormes, encargados de los actos relacionados con la Santa.

Desde hace más de dos décadas está expuesto al público el corazón, el único visible e incorrupto que se conserva, y el brazo izquierdo de la mística, que se encuentran ambos en un espacio habilitado como museo en los aledaños de la iglesia de las Madres Carmelitas.

El 25 de mayo de 1726 el Papa Benedicto XII aprobó la celebración de la Memoria Solemne de Santa Teresa el 27 de agosto de cada año en los conventos de las Carmelitas Descalzas de la Anunciación, de Alba de Tormes, y en el de la Encarnación, en Ávila, donde profesó la santa como monja y priora.

Por ello, durante tres días se oficiará el rezo del rosario y triduo religioso en honor del corazón transverberado de Santa Teresa, aprovechando que la imagen permanece en el altar mayor de la iglesia, en el lado izquierdo.