Los vecinos de la localidad abulense homenajeada posan junto a la placa en recuerdo a las victimas del Covid
Los vecinos de la localidad abulense homenajeada posan junto a la placa en recuerdo a las víctimas del Covid. / M.G.

Villanueva del Aceral es una pequeña localidad en la que la historia sitúa un hecho significativo en la vida de Santa Teresa de Jesús; ya que la santa y doctora mística pasaba largas temporadas en casa de su tío e incluso llegó a ser madrina de bautismo de un niño del pueblo. Desde hace algo más de un mes, este pueblo abulense ha comenzado a dar los primeros pasos para ser reconocido como lugar teresiano a través del esfuerzo de la Asociación Cultural Rehoyo, para lo que contará con el apoyo de la Asociación de Vecinos Santa Teresa-La Fuentecilla, que este domingo entregó el ‘Galardón de Santa Teresa’ en la clausura de la quinta edición de las jornadas que el barrio dedica a la fiesta de su patrona.

En las inmediaciones de las nuevas pistas deportivas de Tejadilla, el acto contó con la participación de una representación de vecinas del pueblo, que recibieron de manos de la alcaldesa Clara Luquero y de la presidenta de la asociación vecinal Tina Giménez el entorchado y el báculo que simbolizan el premio, con el que queda cristalizado el acuerdo de hermandad entre ambas con el objetivo común de seguir dando a conocer la vida y obra de la santa.

El acto de clausura de las Jornadas de Santa Teresa tuvo también un apartado especial para las víctimas de la pandemia del coronavirus en el barrio, a quienes la asociación de vecinos ha dedicado una placa situada bajo un árbol plantado frente a las pistas deportivas que recordará a los vecinos y vecinas a los que el covid ha golpeado en este último año y medio.La placa fue descubierta por la alcaldesa y la presidenta de la asociación, y posteriormente tuvo lugar una ofrenda floral en la que participaron los representantes políticos del Ayuntamiento, para concluir con un minuto de silencio en memoria de las víctimas.