cartel santa barbara ok
Detalle de la parte superior del cartel anunciador de la Fiesta de Santa Bárbara en Segovia, obra de José Luis López Saura.

‘¡¡Artilleros!! Al cañón’. Con ese lema presentó José Luis López Saura un cartel al concurso convocado por la Fundación de la Biblioteca de Ciencia y Artillería de la Academia de Artillería para elegir la imagen que ilustrará y anunciará los actos programados en Segovia con motivo de la patrona del cuerpo de Artillería, Santa Bárbara, el 4 de diciembre.

Este año se cumplen 500 años de la celebración de esta fiesta de Santa Bárbara. Fue el capitán de artillería Juan de Terramonda quien estableció esta tradición en Burgos en 1522 y, aunque se sospecha que puede venir de una época anterior es desde ese año cuando se conserva información documentada sobre la misma.

San Ambrosio fue el responsable de denominar a los santos patronos de distintos gremios en el siglo IV y ‘encargarles’ la protección de sus miembros. Santa Bárbara contaba con fama de gran auxiliadora en situaciones comprometidas en las que corría peligro de muerte súbita la persona que las sufría. Por eso fue nombrada patrona de todas aquellas personas por cuyo trabajo debían manejar explosivos o fuego, como mineros, canteros, bomberos, fundidores, electricistas, feriantes y, por supuesto, militares del Arma de Artillería. Hoy en día es una de las patronas más populares en todo el mundo.

Con el concurso, la Fundación de la Biblioteca de Ciencia y Artillería ha querido rememorar otro certamen que hace casi cien años, en 1923, organizó la Academia de Artillería entre sus alumnos, quienes demostraron un gran talento artístico, con clara influencia de las corrientes del momento.

También López Saura, madrileño afincado en Segovia desde hace 21 años, con una amplia trayectoria artística y amante de la ilustración de cartelería, ha tenido en cuenta esas corrientes de los años veinte y treinta del siglo pasado “porque siempre me han gustado”.

Recuerda que el pintor, ilustrador, dibujante, fotomontador y muralista valenciano Josep Renau decía que un cartel es “un grito en la pared”, y ofrece muchas posibilidades artísticas aunque esté considerado por algunos como “un hijo menor” de la pintura.

Como dato anecdótico, la figura femenina que representa a Santa Bárbara en el cartel es una sobrina del pintor, Lucía, que posó para la ocasión.