7 1nerea WEB
Los 14 alumnos escogidos por las facultades de Bellas Artes de toda España que participan en el curso. / NEREA LLORENTE

Hay algo que logró escapar del impacto de la pandemia: el arte. Y esto quedó ayer patente en el acto de apertura del Curso de Pintores Pensionados del Paisaje de Segovia, que se desarrolla entre los días 1 y 21 de agosto, y que cuenta con la participación de 14 alumnos seleccionados por las facultades de Bellas Artes de toda España. Esto muestra una nueva apuesta de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce por la continuidad de una beca centenaria, ya sumida en la nueva normalidad, que consideran que ha de tener mayor financiación económica, y así se lo hizo saber su director, Rafael Cantalejo, a las instituciones que acudieron al evento; “Tenemos que pedir un poco más porque todo tiene que salir mejor”, aseguró.

En esta edición, estrenan sede, al trasladar las aulas y talleres a la Casa de Espiritualidad ‘San Frutos' debido a las obras de reforma que se llevan a cabo en la residencia del Palacio de Quintanar, algo que podría cambiar para el próximo curso. “La viceconsejera nos ha prometido que a partir del año que viene recuperaremos la sede natural”, manifestó Cantalejo. Es esta la que cree que es la petición “más importante que hay que hacer” para un curso que es un “ritual”.

Al acto asistieron la viceconsejera de Acción Cultural, Mar Sancho, la diputada de Servicio de Asuntos Sociales, Azucena Suárez, y la alcaldesa de Segovia, Clara Martín, quienes dieron la bienvenida a los jóvenes artistas, al tiempo que afirmaron estar convencidas de que serán capaces de descubrir y “sacar la esencia” de la ciudad.

Capturar la esencia

Los espacios y rincones más bellos de la capital y la provincia volverán a recibir la visita de unos artistas que, acompañados de sus caballetes y sus colores, vivirán una experiencia artística y formativa que les hará impregnarse de la luz y el color de Segovia. “El arte y tantas circunstancias contagiosas van a alcanzaros para abriros tres semanas de hallazgo donde vais a encontrar la prodigiosa luz de Segovia”, declaró Sancho.

En el evento también intervino el académico de San Quirce, Carlos Muñoz de Pablos, quien recordó los orígenes del curso, que cumple 72 años, y del paisaje, la técnica que los alumnos deberán poner en práctica. Así, les invitó a “conquistar la calle y pintar lo que les dé la gana, con libertad, pero con ortodoxia”.

La dirección de este curso corresponde a Joaquín Millán Rodríguez, artista especializado fundamentalmente en la pintura, el dibujo y el grabado. “La obra más importante se la van a llevar de la experiencia que van a tener aquí, tenemos que vivir la beca con intensidad”, proclamó. La organización y producción del curso correrá a cargo de Fernando Herranz Solís y Sonia Tapias, apoyándose siempre en la Academia de San Quirce como pilar del curso.

Un amplio programa

Entre las actividades del programa, además de las horas de pintura al aire libre y de taller, se realizarán varias sesiones de formación, que incluyen excursiones que promueven el conocimiento de la provincia de Segovia.

También habrá actividades abiertas al público, como la visita guiada ‘Extramuros', que se desarrolla hoy a las 9:00 horas desde la Plaza Adolfo Suárez, y la visita ‘Intramuros', que tendrá lugar mañana a las 18:00 horas desde el Palacio de Quintanar. Además, habrá dos ponencias y sesiones teóricas de la mano de destacadas personalidades del mundo artístico a nivel nacional.

El curso llegará a su fin con la muestra de la obra de los alumnos en las salas de La Alhóndiga, entre los días 18 y 21 de agosto, en cuya inauguración se les concederán los tradicionales diplomas y medallas.