Academia San Quirce Inauguracion Curso KAM6731
El acto inaugural del curso académico tuvo lugar ayer por la tarde en el Aula de San Quirce. / KAMARERO

La Real Academia de Historia y Arte de San Quirce celebró este martes, 26 de octubre, por la tarde la apertura del curso académico con un acto inaugural que versó sobre la esperanza de reanudar los cursos y actividades de la institución de forma presencial y en un contexto de normalidad. También anunciaron su compromiso por ampliar su programación, con nuevas propuestas e iniciativas. En suma a ello, se realizó un balance del anterior curso; el folclorista, musicólogo y Académico de Número, Pablo Zamarrón, pronunció la lección inaugural y se llevó a cabo la entrega del busto de Antonio Machado a Carlos Romero Moreno.

El director de la Academia, Rafael Cantalejo, saludó al nuevo curso con unas palabras en referencia a los orígenes de la Universidad Popular Segoviana, institución antecesora de la Academia; y de la labor que desempeñan en ella, consistente en “la divulgación e investigación de historia, arte y cultura de la provincia de Segovia”, recogió el director. Pero “siempre con el rigor científico que requiere una institución como una Real Academia”, añadió.

Por otra parte, agradeció a las instituciones, pero también a los particulares, “que nos apoyan y nos ayudan a mantener, con su aportación económica, las actividades que desarrollamos”. Así, en este nuevo curso “esperamos reanudar y retomar las actividades de modo presencial, las publicaciones y alguna nueva actividad que estamos intentando poner en marcha”, anunció.

Vuelta a la presencialidad

A continuación, el secretario de la Corporación, Enrique Gallego Lázaro, pasó a realizar la lectura de la memoria del curso 2020/21, que ha estado muy marcado por las limitaciones a causa del virus. Por ejemplo, los ciclos del Curso de Historia de Segovia, que trataron sobre la guerra de Las Comunidades, se llevaron a cabo por vía telemática. Por otro lado, el Curso de Pintores Pensionados, que se pudo celebrar presencialmente, pero con algunas restricciones.

En torno a otros proyectos y colaboraciones, “se ha seguido publicando Estudios Segovianos, se está terminando un número nuevo de Segovia al Paso y estamos a la espera de presentar los dos nuevos tomos de Historia de Segovia, ya terminados”, destacó Cantalejo.

Homenaje a la historia

El etnólogo Pablo Zamarrón fue el encargado de pronunciar la lección inaugural, bajo el título ‘Vivencias infantiles y música de tradición oral en la Segovia rural’. En concreto, el musicólogo recuperó la historia, música y costumbres de la gente nacida a principios del siglo pasado. “Son las vivencias de los niños de aquella época, sobre cómo se divertían o lo que aprendían trabajando”, definió.

Así, citó e interpretó en directo algunas piezas, romances y melodías correspondientes a la tradición oral infantil de Segovia, los cuales trasladaron a los asistentes a ese periodo. Todo con el objetivo de “saber de dónde venimos, además de reconocer la labor de nuestros mayores, cómo lo pasaron y lo que hemos ganado -pero también perdido- con el progreso”, manifestó Zamarrón.

Finalmente, se procedió a la entrega de la reproducción en bronce del busto de Antonio Machado realizado por el escultor Emiliano Barral a Carlos Romero Moreno, colaborador especial de la Academia, con el objetivo de “agradecerle que haya puesto a disposición de la Administración Pública un cerro de su propiedad donde se llevan a cabo unas excavaciones arqueológicas de gran relevancia histórica, es decir, el Cerro de los Almadenes en Otero de Herreros”, según indicó el director. Un homenaje que se suele celebrar en el día de San Quirce, pero que en 2020 no se pudo llevar a cabo a causa de la situación pandémica.