/ROCIO PARDOS
Publicidad

El ´día grande´de la Catorcena del barrio de San Millán respondió a las expectativas en cuanto al apoyo popular con una importante participación de vecinos y feligreses de la parroquia que este año celebra el homenaje a Jesús Sacramentado. Centenares de personas participaron en la procesión eucarística de la fiesta principal de este acontecimiento religioso, que se celebra el primer domingo de septiembre.

La valiosa custodia de la parroquia, portada en andas por los feligreses, salió del templo pasadas las 12,30 horas tras concluir la misa solemne celebrada en la iglesia parroquial por el párroco Jesús Cano, que posteriormente acompañó a la procesión durante su recorrido.

El cortejo procesional discurrió por la Avenida del Acueducto y la Calle Real hasta llegar a la plaza del Corpus, donde la comitiva se detuvo para realizar un acto eucarístico de adoración al Santísimo Sacramento en el que el coro de la comunidad de religiosas clarisas interpretaron canciones religiosas. Tras la procesión, tuvo lugar un acto social en los atrios del templo parroquial, y la jornada concluyó con el concierto por la tarde del grupo vocal ‘Tutto Voce.