Un grupo infantil de sevillanas, durante los primeros minutos de la Feria Andaluza de San Lorenzo. / Nerea Llorente

El barrio de San Lorenzo se volcó ayer con la Fiesta Andaluza que organiza la Asociación Cultural de Peñas y que en cierto modo es un ensayo de las fiestas patronales de agosto. Además, en el transcurso de la noche estaba prevista la elección de la reina y del rey de las fiestas en honor al santo de la parrilla.

La fiesta comenzó pasadas las 11,30 horas, con la inauguración del recinto ferial, donde el protagonismo fue para una carpa que no tenía nada que envidiar a las de la mismísima Feria de Sevilla, al menos en cuanto a la calidad de asistentes y sus ganas de pasarlo bien.

Por la mañana, una de las actividades más llamativas fue un paseo a caballo por el entorno del barrio con una notable participación. Con salida y llegada del recinto ferial, recorrieron la calle Echarpiedra, para dirigirse por la calle de los Molinos a la calle del Puente de San Lorenzo en dirección al convento de San Vicente el Real desde donde subieron al camino de Bernuy, altos de la Alameda del Parral, entorno de la iglesia de la Veracruz y barrio de San Marcos, para regresar por la calle del Marqués de Villena y la alameda al barrio de San Lorenzo.

El vermut estuvo amenizado por distintos grupos de baile (Entre Volantes, Bailando entre Sueños, Raíces Flamencas, Grupo de Sevillanas y Flamenco de la Asociación de Vecinos del Cristo del Mercado, Escuela de Danza de Nava de la Asunción y escuela Nueva Danza de Esther Valdenebro).

Hubo paella popular y ya por la tarde, actuación de ‘A contratiempo’, exhibición de sevillanas y espectáculo flamenco de Alicia de Julián. A partir de media noche estaba prevista la elección de la reina y el rey de las fiestas, así como un sorteo de regalos.